DEBATE SOBRE EL PAPEL DE LA ESCUELA

Eduard Vallory: "El modelo tradicional educativo solo consiste en aprobar exámenes"

Eduard Vallory, director de Nova Escola 21, en el paseo de sant Joan.

Eduard Vallory, director de Nova Escola 21, en el paseo de sant Joan. / JORDI COTRINA

5
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

¿Qué aprendemos? ¿Cómo aprendemos? ¿De quién aprendemos? ¿Dónde aprendemos?  En España, el 12% de los alumnos repite curso (frente al 2% de media europea) y el 18% abandona de forma temprana sus estudios. Muchas voces se preguntan si la escuela actual está en crisis y es demasiado vieja para el siglo XXI. ¿Se necesita una revolución? ¿O, simplemente, hay que reivindicar la autoridad del profesor y la necesidad de hincar los codos para adquirir conocimientos? El debate está abierto. EL PERIÓDICO entrevista a Gregorio Luri y Eduard Vallory, dos especialistas que consagran su vida profesional -y personal- a pensar cómo mejorar la escuela.

Licenciado en Filosofía y Periodismo y doctor en Ciencias políticas y sociales, Eduard Vallory es un analista social centrado en la mejora de la educación. Fue el director de Nova Escola 21, un proyecto que comenzó en 2016 en Catalunya para demostrar empíricamente en las aulas que otra educación es posible. Ahora llega a los cines un documental que muestra el nacimiento y el desarrollo de la iniciativa: 'La Nova Escola', dirigido por Ventura Durall.

¿Ha fracasado el actual sistema educativo?

Sí, si el objetivo es garantizar educación de calidad a cada uno de los niños y niñas. No fracasa tanto si visualizamos el sistema educativo como una selección entre los buenos y los malos, teniendo en cuenta un criterio que dictamina que si pasas selectividad eres bueno. Esto sería la visión tradicional, que es una visión selectiva de la educación. Pero el verdadero objetivo de la enseñanza obligatoria es potenciar al máximo las capacidades de todos los alumnos. Y en este objetivo el sistema actual fracasa claramente.

Escola Nova 21 nace en 2016 con el objetivo de formar en competencias para la vida, no preparar a los chavales para aprobar exámenes ni para el mundo laboral.

Las leyes educativas y la UNESCO establecen que la función de la educación es la formación integral, o el desarrollo integral, de la persona. Las competencias consisten en cómo articulas tú tus conocimientos para abordar situaciones reales. El problema es que el modelo tradicional de la escolarización es aprender lo que tú puedes responder en un examen. En la vida real hay muchas cosas que no están en un examen: empatía, creatividad, capacidad de solucionar problemas complejos. Actualmente tenemos medidas muy limitadas de aprendizaje que acaban haciendo que la finalidad real del sistema educativo sea aprobar bachillerato y la selectividad.

Pero los niños necesitan aprender a leer, sumar, conocer la historia mundial…

En mi época estudiantil aprendí inglés con una lista de vocabulario y después, con conceptos y frases para practicar la pronunciación. El día que me pusieron en una situación real te puedes imaginar… Quienes aprendían inglés de verdad eran los que tenían facilidad para memorizar y el modelo repetitivo funcionaba con ellos y también los que se marchaban a estudiar a Inglaterra. Y así pasa con todas las disciplinas. Incluidas las matemáticas y la química. ¿Cuanta gente que tú conoces no usa la calculadora del móvil para dividir 100 euros entre cuatro? El aprendizaje por competencias no se da cuando memorizas y después lo practicas en contexto. No. Necesitas un enfoque diferente, un aprendizaje que se adapte a situaciones reales.

"El libro de texto acaba siendo un sustituto de la vida real. Aprendemos no la vida real sino lo que dice un libro"

¿Qué papel, en su opinión, tienen los libros de texto?

El libro de texto acaba siendo un sustituto de la vida real. Es decir, aprendemos no la vida real sino lo que dice un libro de texto. No hablo de la biblioteca, hablo del libro que dice ‘Capítulo 1: historia de España’. El libro de texto es, de alguna manera, la concreción del currículo prescriptivo, que lo es lo que dice el ministerio que hay que aprender y eso se concreta en un manual. La incidencia de la política sobre lo que se enseña en la escuela es muy grande. Existe una batalla por lo que se explica en el libro. Eso, en la práctica, es la antítesis del pensamiento crítico. Si has de aprender lo que dice un libro de texto ¿donde está la realidad?

¿Qué es una persona formada, educada? ¿Una persona con la que se puede hablar de política, ciencia, cine e historia o una persona que se sabe desenvolver bien en la vida?

¿Consideramos gente educada los que escuchaban Wagner y leían Goethe mientras seguía el Holocausto? Tenemos un problema con nuestra definición de educación. Hay un sociólogo francés, Pierre Bourdieu, que habla de eso, de cómo la  cultura de las clases cultas es el objetivo de la totalidad de la población y acabas creando un sistema en el que te tienes que adaptar al capital cultural de un segmento de la población. Un estándar determinado de lo que es cultura. Hay que reformular la pregunta de qué es una persona educada. Te pongo otro ejemplo. Ann Cook es una señora impresionante que impulsó una iniciativa en varias escuelas de secundaria en poblaciones desfavorecidas de EEUU. Ella lucha contra el abandono escolar y ha conseguido cambiar los modelos.

"El problema inicial es la formación y la selección de docentes"

La actual formación de profesores

El problema inicial es la formación y la selección de docentes. Si yo quiero entrar en una escuela pública, lo primero que hago es sumar horas en las bolsas de sustitución. Horas que me dan mérito, pero que solo son horas. Luego paso una oposición y realizo unas prácticas, que en pocos casos se suspenden. El milagro de nuestro sistema educativo es que con el mal sistema de formación y elección tenemos un porcentaje grande de profesores que aprenden por su cuenta y que hacen que el sistema esté vivo. El sistema necesita una reconversión. No es cuestión de hacerlo en una legislatura, necesitas una planificación, un consenso social y políticas educativas.

Noticias relacionadas

¿Es imparable esta revolución?

Te acuerdas del fundador de Napster, ¿verdad? En el año 2000 alguien le dijo que había fracasado y él contestó: ¿Tú montarías ahora una tienda de discos? Con Nova Escola hemos demostrado en las escuelas que otra educación es posible. Hay resistencia bienintencionada, gente a la que le da pereza o que te dice que es imposible llevarlo a cabo en secundaria. Pero no. Hemos demostrado que se puede. Creo que no hay marcha atrás.