15 ago 2020

Ir a contenido

cambio

Catalunya alivia el uso de la mascarilla en el trabajo

Salut modifica la norma y deja de ser obligatoria para los trabajadores cuando estén sentados o fijos en su puesto

El Periódico

Una empleada en una oficina

Una empleada en una oficina / ARCHIVO

Catalunya ha decidido aliviar el uso de la mascarilla en el trabajo. Deja de ser obligatoria para los trabajadores cuando se encuentren sentados o fijos en su lugar de trabajo. Así lo ha decidido el Departament de Salut, que ha modificado las normas y excepciones de su uso, obligatorio fuera de casa desde el pasado jueves. De este modo, el documento que recoge la nueva excepción precisa que los trabajadores podrán dejar de llevar mascarilla "en empresas no abiertas al público, una vez la persona trabajadora esté en su lugar de trabajo (sentada y/o haciendo una tarea que no comporte movilidad) y con todas las medidas necesarias". Sin embargo, recuerda que su uso sigue siendo recomendable.

Salut especifica que la mascarilla sí que es obligatoria en "todos los desplazamientos que se realicen en el interior del centro de trabajo", como en las entradas o salidas, para ir al lavabo, etcétera. Hasta ahora, era obligatorio el uso de la mascarilla en el trabajo, aunque se mantuviera la distancia de seguridad entre trabajadores. Solo era prescindible si se estaba en el interior de un despacho propio de uso individual y con la puerta cerrada.

También se podrá prescindir de la mascarilla en aquellos trabajos que impliquen un gran esfuerzo físico, independientemente de si se llevan a cabo en el interior o en el exterior (por ejemplo, en trabajos vinculados a la construcción) y siempre que se pueda garantizar su seguridad y salud.