14 ago 2020

Ir a contenido

"Barcelona no se está complicando"

El responsable de seguimiento del covid de Salut no ve precisos más rastreadores

Ve poco factible confinar L'Hospitalet de Llobregat

El Periódico

Varias personas en una terraza en el barrio de La Torrassa de L’Hospitalet de Llobregat.

Varias personas en una terraza en el barrio de La Torrassa de L’Hospitalet de Llobregat. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

El director de la nueva Unidad de Seguimiento del covid en Catalunya, el epidemiólogo Jacobo Mendioroz, no ve necesarios de momento más rastreadores, afirma que la situación en Barcelona "no se está complicando" y ve poco factible confinar L'Hospitalet de Llobregat, aunque reconoce que ya hay transmisión comunitaria en el barrio de La Torrassa.

En una entrevista en RAC-1, recogida por Efe, Mendioroz ha asegurado que están haciendo "mucho trabajo" para cortar las cadenas de contagios, ha admitido que están monitorizando otros puntos de Catalunya, y no ha descartado un confinamiento perimetral más allá del Segrià, "aunque se están tomando medidas para no llegar a este punto". 

"Ahora son suficientes los rastreadores que tenemos para ir cortando la mayoría de los brotes que vamos viendo. Se está haciendo mucho trabajo para cortar las cadenas. Pero depende de cada brote: no es lo mismo si comienza con 3 casos o con 50 casos o con 100 a partir de un caso índice", ha explicado el especialista.

Mendioroz espera que la desescalada de los brotes se produzca de forma "rápida", ha asegurado que todo "está planificado" y ha informado de que están "desarrollando los programas para que pueda funcionar adecuadamente" el seguimiento de los casos.

"Se ha hecho un trabajo ingente para integrar toda la información sanitaria para tener una información rápida y ágil. Con esto podemos mirar la evolución y tomar las medidas cuando sea necesario. Cada vez seremos más capaces de controlar los brotes con más eficacia", ha tranquilizado.

Sobre los 2.000 rastreadores que algunos médicos han asegurado que se necesitan en Catalunya, el epidemiólogo ha admitido que "el número de personas que se necesitan en el peor de los casos es inviable tanto a nivel técnico como humano. En Cataluña se ha apostado por un sistema informático muy potente que no sólo sirva para el coronavirus, sino también para cualquier pandemia futura".

"El objetivo es abrirlo a la mayor cantidad de gente posible para tener una respuesta ágil e integrada dentro del sistema para la monitorización. Todavía quedan algunos detalles técnicos para escalarlo a otras personas. Algunos rastreadores ya lo están utilizando, se necesitarán más, pero falta un poco para desarrollar la herramienta", ha avanzado.

"En L'Hospitalet también ha comenzado transmisión comunitaria. Tenemos evidencias bastante claras. Ayer nos reunimos con el ayuntamiento para ver qué medidas podemos tomar y actuar conjuntamente. La alcaldesa ya ha comenzado a transmitirlo a la población y ha comenzado a desarrollarlas", ha anunciado Mendioroz.

Pese a esta transmisión, el epidemiólogo ha dicho: "Vemos poco factible cerrar perimetralmente esta zona de L'Hospitalet. Para cerrar barrios completos de una ciudad hay una movilización e infraestructura que lo hace muy difícil. En Lleida las entradas y salidas son más controlables que dentro de una ciudad. Además, en L'Hospitalet la situación no es la misma todavía. Estamos actuando antes. Actuamos cuando tenemos evidencias de transmisión comunitaria".

Pese a ello, ha reconocido que "no se puede descartar del todo que se haga confinamiento perimetral. Pero hay una escalada de medidas, que van encaminadas a disminuir la transmisión en los lugares donde se contagia más gente, y luego está el cierre perimetral, de quedarse en casa".

Según Mendioroz, "de momento no se está complicando la situación en Barcelona, pero lo mismo que ha pasado en Lleida o el Segrià puede pasar en cualquier lugar".

"En Barcelona, de momento -ha añadido- hemos limitado visitas a las residencias, pero no es tanto las visitas, sino que haya una mayor concienciación de que hay una epidemia y que todo el mundo haga lo posible para evitarlo".
El epidemiólogo ha insistido en que "Barcelona no es tan preocupante realmente, pero por la cercanía con L'Hospitalet hace que lo estemos mirando muy de cerca". 

"Hay otros lugares de Catalunya que nos preocupan. Estamos mirando la evolución en casi todos los municipios de Cataluña diariamente. Estamos observando tendencias y evaluando si realmente pueden ser explosivos y hay varios lugares donde estamos monitorizando las tendencias para ver si se han de llevar a cabo acciones", ha advertido.

Sobre los rebrotes, el médico ha manifestado que "son preocupantes, pero no tanto como la anterior vez. Ahora ha cambiado nuestra capacidad para ver qué está pasando. En la anterior oleada, cada vez que detectábamos un caso, había 10 que no veíamos. Ahora estamos actuando mucho antes de que la situación se descontrole".