09 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

El Govern impone restricciones en el Segrià sin llegar a confinar en casa

La Generalitat presentará la resolución ante el juzgado con la idea de sortear el veto inicial de la justicia

El Ejecutivo central avala la iniciativa de Torra y discrepa de que colisione con las competencias estatales

Víctor Vargas Llamas

La portavoz del Govern, Meritxell Budó.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó. / EUROPA PRESS

El Govern mantiene su intención de imponer restricciones a la población del Segrià en aras de frenar la expansión del brote de coronavirus que asola a esta comarca. La medida, no obstante, no representará un confinamiento "estrictamente domiciliario", según expuso la portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, con la intención de sortear la negativa de la justicia a ratificar la medida de confinamiento parcial que se había decretado. En este sentido, Budó ha detallado la presentación, "en las próximas horas", de la resolución ante el juzgado contencioso-administrativo con el que la Generalitat espera contar con la cobertura legal necesaria para implementar dicha iniciativa esta misma medianoche.

La también 'consellera' ha apelado, no obstante, a la "corresponsabilidad" de la ciudadanía de Lleida y de los otros siete municipios de la comarca afectados, a la que ha reclamado que no salga de casa si no es estrictamente imprescindible. Pese a que la resolución no se hará pública antes de disponer del aval judicial, Budó ha especificado que las medidas implican "volver a las primeras fases del desconfinamiento" por un periodo inicial de dos semanas.

"No tenemos que volver al confinamiento total, pero sí a las primeras fases de esa etapa de reapertura, en las que no podíamos ir a los bares, no podíamos ir a las terrazas, no nos podíamos encontrar con más de diez personas, no podíamos salir a hacer deporte colectivo", ha explicado.  La jueza que se opuso a dar luz verde el endurecimiento del confinamiento en la comarca sustentó la decisión en que la iniciativa, "indiscriminada" y "desproporcionada", colisionaba con las competencias estatales.

Situación paradójica

La paradoja es que el propio Ejecutivo central discrepa de la resolución judicial y parece conforme con la estrategia del Govern. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha trasladado al 'vicepresident' de la Generalitat, Pere Aragonès, que deberían haber recurrido la decisión judicial que rechazaba el confinamiento anunciado por el Govern.

Calvo ha asegurado no estar de acuerdo con la "interpretación" de la magistrada. "Se lo dije al vicepresidente Aragonès. Ese auto habría que recurrirlo y habría una línea de trabajo bastante buena, puesto que la Generalitat tiene competencias para determinar decisiones de movilidad que no requiere la alarma", ha explicado durante una entrevista en RNE.

En la misma línea se ha manifestado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que considera que el decreto ley de la Generalitat no invade competencias estatales y que ha subrayado la necesidad de "actuar sin contemplaciones" ante la proliferación de estos rebrotes.

"Sin perjuicio del análisis que tendrán que llevar a cabo los servicios jurídicos del Estado, no parece que el decreto invada competencias", ha abundado Illa. "Aquí lo importante es actuar para cortar el brote y todo lo que nos desvíe de esto, desenfoca", ha subrayado el titular de Sanidad. 

Alerta con los encuentros familiares

Illa informó de que hay 123 brotes activos de coronavirus, una veintena de los cuales en Lleida, y advirtió de que el 45% de ellos se originaron en celebraciones familiares, informa Pilar Santos. 

La cifra de contagios de coronavirus detectados en las últimas 24 horas ha repuntado a 263, un centenar más que este lunes, mientras que los diagnosticados en 7 días se han incrementado a 4.297. De estos, 803  presentan síntomas. También en los últimos siete díase han muerto 8 personas, elevando a 28.409 el total de fallecidos desde el comienzo de la pandemia.