Muere un hombre en Potes (Cantabria) en una pelea

Javier Solares, un asturiano de 46 años, fallece "presumiblemente por los golpes producidos por dos jóvenes" de 18 y 19 años

Vista de la localidad cántabra de Potes, con los Picos de Europa al fondo.

Vista de la localidad cántabra de Potes, con los Picos de Europa al fondo.

Se lee en minutos

S. F. L. / R. G. / L. B. / M. M.

Conmocionados. Así se han quedado este domingo por la mañana los lugareños de Villaviciosa (Asturias) tras conocer el fallecimiento la pasada madrugada de Javier Solares, un vecino de 46 años que ha perdido la vida tras una pelea registrada en Potes (Cantabria) en la que, al menos y según las primeras investigaciones, se han viso involucrados dos jóvenes de la zona, que han sido detenidos y están bajo custodia de la Guardia Civil y que, presumiblemente, pasarán próximamente a disposición judicial, informa 'La Nueva España', diario de Prensa Ibérica, grupo editorial al que pertenece EL PERIÓDICO.

Solares era muy conocido por formar parte de la junta directiva de la asociación de vecinos de Lugás, en donde residía desde hace años, y por ser un veterano empleado de la lonja de pescado de Gijón, donde trabajó durante más de una década. Además era uno de los miembros más activos de la Banda de Gaitas de Villaviciosa. Al parecer, y tal como han resaltado sus allegados tras conocer la triste noticia, Solares había viajado a Potes con su esposa para pasar el fin de semana. No era la primera vez que se desplazaban a la zona, en donde reside una cuñada suya.

Golpeado por dos jóvenes de 18 y 19 años

Te puede interesar

En el marco de la pelea que le costó la vida al asturiano, y tal como resaltan fuentes de la Delegación del Gobierno, Solares falleció "presumiblemente por los golpes producidos por los dos jóvenes", de 18 y 19 años, que fueron detenidos y permanecen bajo custodia de la Guardia Civil en San Vicente de la Barquera hasta que pasen próximamente a disposición judicial.

En estos momentos, se está investigando los motivos por los que se produjo la pelea, los hechos ocurridos y también se realizará la autopsia al cadáver para ver la causa del fallecimiento. La Guardia Civil se personó con el 112 de Cantabria en la zona del suceso en cuanto tuvo conocimiento de lo sucedido por un testigo que aseguró que el agredido se encontraba tirado en el suelo. Los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. Un rápido rastreo de la zona realizado por los agentes de la Benemérita permitió la rápida identificación de los acusados.