06 ago 2020

Ir a contenido

vacaciones truncadas

Los turistas vetados por ser del Segrià: "Iremos a Asturias en otro momento"

El Principado no rechaza a visitantes de zonas con rebrotes, aclaran la patronal y el Gobierno autónomo

M. M. / CH. N. (La Nueva España)

Puerto de Cambrils

Puerto de Cambrils / Ajuntament de Cambrils

Un alojamiento rural de Ribadesella canceló una reserva de una familia de la comarca del Segrià, en Lleida, azotada por varios rebrotes de coronavirus, según denunció el afectado, Ferrán Montardit, profesor de matemáticas en un colegio leridano. Según explicó en conversación telefónica con 'La Nueva España', del mismo grupo editorial que 'El Periódico de Catalunya', la razón esgrimida por el establecimiento es que "el protocolo que se aplica en Asturias les impedía admitir a personas provenientes de esa provincia y de Lugo". Tanto el Ejecutivo regional como Otea, la patronal de turismo en el Principado, aclararon ayer que "no existe tal protocolo".

Ferrán Montardit explicó que días antes de que se decretara el confinamiento en su lugar de residencia habitual, se habían marchado a su segunda residencia en Cambrils (Tarragona), y que por tanto no estaban afectados por la medida decretada por la Generalitat. El pasado 1 de julio abonaron el importe correspondiente a la reserva de tres noches en el establecimiento riosellano y tenían otras tres reservadas en un hotel de Oviedo. "Nos hacía ilusión ir a Asturias, así que programamos una semana de vacaciones allí para que nos diera tiempo a ver cosas", cuenta Montardit. Pero cuál sería su sorpresa cuando su mujer recibió una llamada del establecimiento en Ribadesella anunciándoles que cancelaban su estancia por "el protocolo contra el coronavirus que se aplica en Asturias".

Este profesor leridano, que se niega en rotundo a dar el nombre del establecimiento de Ribadesella -"no quiero hacer escarnio", afirma- se sorprendió tanto que telefoneó para que le confirmaran la cancelación. Explicó que no estaban en la zona confinada, que se habían ido días antes, y que no iban a pasar por allí, sino que desde Cambrils viajarían directamente a Asturias. "Pero no hubo manera. Hubiera entendido que nos dijeran que teníamos que llevar las pruebas hechas, o que teníamos que tomar la temperatura y esas cosas, pero no que nos lo cancelaran así", explica.

Como tenía tres noches contratadas en un céntrico hotel ovetense, también llamó para preguntar si le iban a cancelar su reserva. "Me dijeron que de ninguna manera. Que no tenían ni sabían nada de ese protocolo y que estarían encantados de darnos la bienvenida", asegura Montardit. Pero la realidad es que "ya se nos había estropeado el plan. Entendimos que quizás, en la situación en la que está Asturias, pueda más el miedo a un brote y a que haya contagios". Así que esta familia ha decidido posponer su viaje al Principado "hasta que todo esto pase".

Ferrán Montardit mostró su sorpresa por la trascendencia que su denuncia ha tenido en las redes sociales y en el Principado. "No era mi intención, ni mucho menos. Pero les agradezco la atención mostrada e iremos a Asturias en otro momento", insistió durante la conversación telefónica.

La viceconsejera de Turismo del Principado, Graciela Blanco, aseguró ayer que "el Principado no veta a los clientes de los establecimientos hoteleros asturianos, ni a los de Lleida ni a los de La Mariña lucense". Añadió que "la prudencia es el mejor muro" y que "lo que debemos hacer es incidir para que se cumplan las medidas de seguridad".

El presidente de Otea, la patronal del turismo asturiano, José Luis Álvarez Almeida, negó la existencia de protocolos de veto y añadió que "el único que existe es el de las medidas sanitarias que requiere la lucha contra el covid-19". Agregó que "en Asturias esperamos y recibiremos como se merecen a todos los turistas que quieran venir".