15 ago 2020

Ir a contenido

Reunión de urgencia

La Generalitat estudia hoy si son necesarias medidas "más drásticas" en Lleida

Salut no descarta el confinamiento domiciliario de unas 40.000 personas, las más vulnerables

El Delegado del Govern: "No está sobre la mesa" la reclusión en las casas de los ciudadanos

El Periódico

Una agente de Protección Civil distribuye mascarilas en el Eix Comercial de Lleida, este lunes.

Una agente de Protección Civil distribuye mascarilas en el Eix Comercial de Lleida, este lunes. / JORDI V. POU

Preocupación por el continuo aumento de casos de coronavirus en Lleida. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado que en la reunión de este miércoles del comité del Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) se estudiará si hace falta tomar medidas "más drásticas" que las vigentes para controlar el brote de coronavirus en la comarca del Segrià (Lleida), que permanece confinada perimetralmente desde el sábado.

En una entrevista en la cadena SER, la 'consellera' catalana ha asegurado que el Govern está abierto a "tomar todas las medidas que sean necesarias" para controlar la propagación del virus.

Asimismo, técnicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad mantendrán este mediodía una reunión con técnicos de Salud Pública de la Generalitat para valorar el rebrote en la comarca del Segrià.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio que hoy miércoles mantendrán esta reunión bilateral, inicialmente prevista para las 13.00 horas, dentro de los contactos diarios que mantiene el ministerio con las CCAA donde hay brotes activos.

40.000 personas vulnerables

Desde Salut, como explica este martes EL PERIÓDICO, ya se han empezado a aplicar ciertas medidas para evitar la propagación en Lleida. El foco está puesto en unas 40.000 personas vulnerables, es decir una quinta parte de la población confinada en la comarca. Todas ellas empezarán a recibir de inmediato llamadas de sus centros de salud para controlar cómo se encuentran y conocer cuáles son sus hábitos estos días. En caso de que el sanitario detecte algún riesgo, no se descarta incluso que se confine en su domicilio.

Por su parte, Illa, que ha dejado claro que la competencia de actuación en los rebrotes corresponde a las comunidades autónomas, ha informado de que en España se han detectado desde el pasado 11 de mayo un total de 118 brotes, de los que 67 siguen activos, y que los que más preocupan son el del Segrià (Lleida) y el de A Mariña (Lugo). En ese mismo contexto, ha asegurado que no tiene "nada que decir" si la Generalitat catalana decide que la mascarilla se debe usar siempre obligatoriamente: "No me parece mal, si al Govern le parece oportuno, que refuerce esta medida", ha señalado. "Si en Catalunya quieren dar un paso más, no tengo nada que decir", ha zanjado.

Volviendo al rebrote en el Segrià, este mismo miércoles, en declaraciones a RAC-1, el gerente dels Institut Català de la Salut en Lleida, Ramon Sentís, ha reconocido estar preocupado: "Tenemos 69 hospitalizados en los dos hospitales públicos y los tres privados. Y ha alertado: "La presión empieza a ser notoria y los días que vienen podríamos tener el sistema saturado". El Govern, precisamente, pidió este lunes sanitarios voluntarios para Lleida por el aumento de casos.  

El Delegado del Govern en Lleida: "No está sobre la mesa confinamiento domiciliario"

Por otra parte, el delegado del Govern en Lleida, Ramon Farré, ha asegurado este miércoles que, de momento, "no está sobre la mesa" el confinamiento domiciliario de los vecinos de la comarca del Segrià. 

Farré, que ha hecho estas declaraciones en el marco de la presentación del Procicat Lleida, ha contestado con un "absolutamente no" al ser preguntado sobre la posibilidad de ordenar un cierre más estricto de la comarca a partir del viernes. 

No obstante, ha reconocido que "tampoco nos planteábamos el cierre perimetral del Segrià hace 15 días", por lo que ha dejado la puerta abierta a las diferentes modificaciones que tengan que llevarse a cabo en función de la evolución de los brotes de la covid-19 en la comarca. 

En la misma línea, ha aseverado que tampoco se plantean el cierre de empresas frutícolas de localidades del Baix Segrià, pese a que 10 de los 14 brotes activos en el Segrià se han localizado en esas empresas. 

Ha añadido que esta decisión solo se contemplaría en una situación "altamente excepcional". 

Por su parte, el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha pedido a los Departamentos de Salud y Agricultura que investiguen qué herramientas jurídicas existen para poder "obligar" a aislarse en la medida de lo posible a algunas personas positivas que se han negado a seguir la cuarentena. 

"Podemos decir que el 90 % de las personas aceptan el confinamiento, y no hablo solo de temporeros, pero hay algunas que se niegan y, más allá de la mediación policial, no podemos hacer nada más para impedirlo”, ha lamentado Pueyo. 

Si esto no se soluciona, el alcalde ha dicho que "la irresponsabilidad de unas pocas personas puede malmeter todo el esfuerzo que está haciendo la sociedad". 

Paralelamente, Pueyo y el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Talarn, han pedido un plan especial de apoyo al sector económico del Segrià que, tras el nuevo confinamiento, está viviendo un momento "bastante fatigado". 

Por último, el alcalde sigue apostando por alguna "compensación económica" para aquellos trabajadores de la campaña de la fruta que se tienen que confinar y, por tanto, no pueden seguir con sus tareas laborales. 

"Cuando conoces sus realidades te das cuenta de que algunos de ellos tienen una precariedad económica muy grave y barajan la idea de disimular síntomas para seguir trabajando", ha asegurado, por lo que el alcalde ha pedido al Govern de la Generalitat algún "estímulo" puntual para ayudar a las personas que no pueden seguir trabajando por el coronavirus. 

Lleida ha constituido esta mañana su propio Procicat que, además de la colaboración de la Delegación del Govern, el Ayuntamiento, la Diputación y el Consell Comarcal del Segrià, también contará con la de los Departamentos de Agricultura, Interior y entidades como la Cruz Roja. 

El Procicat Lleida, centrado de momento en la situación del Segrià, se reunirá cada mañana con el objetivo de ser una herramienta de coordinación de las instituciones leridanas y de diversas entidades para luchar contra la covid-19.