10 ago 2020

Ir a contenido

El Govern de Baleares también obligará a usar la mascarilla

Tras los últimos rebrotes de coronavirus y las fiestas ilegales, el Ejecutivo balear imita la medida de Catalunya por "precaución" y "seguridad"

A. Ruiz

Pasajeros llegan al aeropuerto de Palma de Mallorca el pasado día 2.

Pasajeros llegan al aeropuerto de Palma de Mallorca el pasado día 2. / Reuters / Enrique Calvo

El Govern balear obligará a utilizar la mascarilla siempre en Baleares. Esta medida llega después de la "gran preocupación" del Ejecutivo autonómico por los rebrotes acaecidos en las islas, así como las continuas aglomeraciones, fiestas ilegales y botellones. Con toda probabilidad, el decreto se aprobará este viernes, como ha podido saber 'Diario de Mallorca', del mismo grupo editorial que EL PERIÓDICO DE CATALUNYA.

Con el objetivo de controlar los rebrotes de coronavirus, el Govern balear obligará a todas las personas que estén en las islas (tanto residentes como turistas mayores de seis años) a utilizar la mascarilla como medida de prevención ante el covid. Con su aprobación y su posterior publicación en el BOIB (que podría ser este mismo sábado), Baleares será la segunda comunidad autónoma en establecer esta norma, por detrás de Catalunya.

De este modo, pese a que se guarde la distancia mínima de seguridad establecida por Sanidad, todas las personas que se encuentren en el archipiélago balear deberán llevar mascarilla. Así, el uso de la mascarilla será obligatorio en la vía pública, espacios al aire libre, así como cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.

¿Mascarilla en la playa?

Tras anunciar Catalunya el uso obligatorio de la mascarilla en su comunidad, muchos han sido los que se han preguntado si también la deben llevar en la playa. Una duda que también se traslada al archipiélago ahora que el Govern balear también quiere implantar esta norma. Desde la Generalitat catalana han establecido dos excepciones: no deberá usarse para hacer deporte ni para ir a la playa. Un planteamiento que podría reproducir el Govern balear en su norma. De momento, el borrador está preparado y solo falta aprobarlo.