05 ago 2020

Ir a contenido

LEY DEL MIEDO

Ingresan en prisión siete miembros del clan delictivo de Sant Adrià

Los otros once arrestados el pasado jueves en el barrio de La Mina han quedado en libertad, a la espera de que el juez los cite a declarar

En el marco del operativo, en el que participó medio millar de agentes, se practicaron un total de 30 entradas y registros en varios inmuebles

Los agentes se llevan a uno de los detenidos en la macrooperación de La Mina.

Los agentes se llevan a uno de los detenidos en la macrooperación de La Mina. / MANU MITRU

Siete miembros del clan familiar delictivo desarticulado el pasado jueves con base en el barrio de La Mina de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) han ingresado en prisión, mientras que ocho han quedado en libertad con cargos y otros once no han pasado todavía a disposición judicial.

Tal como ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el magistrado del juzgado de guardia de Badalona ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para siete miembros del clan, que se dedicaba a cometer delitos violentos y contra el patrimonio desde hacía décadas, y libertad con medidas cautelares para ocho de los detenidos.

Fuentes policiales han confirmado que los otros once arrestados han quedado en libertad, a la espera de que el juez los cite a declarar.

La causa, que transcurre bajo secreto de sumario, está abierta por los delitos de organización criminal, contra la salud pública, robo con violencia, robo con fuerza, tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas, usurpación de funciones, extorsión, usurpación de inmuebles y defraudación de fluidos.

En el marco del operativo, en el que participó medio millar de agentes, se practicaron un total de 30 entradas y registros en varios inmuebles de los partidos judiciales de Badalona, Barcelona, Terrassa, Sabadell y Arenys de Mar (Barcelona), y Santa Coloma de Farners (Girona).

En los mismos, la policía localizó armas de fuego cortas, como pistolas y revólveres, y un fusil de asalto que presuntamente utilizaban para cometer los delitos violentos.

El objetivo fue desarticular una banda criminal que se dedicaba a ejercer el control sobre diferentes familias de la zona y cometer delitos violentos y, durante la operación, los Mossos lograron detener a los líderes del grupo.

Los sospechosos estarían también involucrados en dos peleas con armas de fuego en los barrios de La Pau y La Mina ocurridas en los últimos dos meses.