10 ago 2020

Ir a contenido

comienzan este martes

Los exámenes de selectividad en Catalunya se podrán hacer sin mascarilla

Una vez todo el mundo esté sentado en su sitio y después de que hayan repartido los enunciados, se podrá quitar la protección siempre que se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros

Europa Press

Alumnos examinándose de la selectividad en años anteriores.

Alumnos examinándose de la selectividad en años anteriores. / DANNY CAMINAL

Los exámenes de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) en Catalunya --que comienzan este martes y hasta el viernes-- se podrán hacer sin mascarilla, siempre que se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros, pero se deberá llevar cuando se recoja la prueba y mientras se esté en el interior del edificio.

Según ha informado la Secretaría de Universidades de la Generalitat en una serie de tuits recogidos por Europa Press: "Una vez todo el mundo esté sentado en su sitio y después de que hayan repartido los enunciados, se podrá quitar la mascarilla siempre que se mantenga la distancia de seguridad de 1,5 metros".

Pese a ello, "por solidaridad y responsabilidad social" es obligatorio llevar la mascarilla puesta antes de que se recoja el examen y mientras se esté dentro del edificio donde se realiza la selectividad, y ha recordado que una vez fuera de él también se tiene que llevar si no se puede mantener la distancia de seguridad.

Las PAU en Catalunya se inician este martes con un récord de estudiantes, con cerca de 40.000 alumnos inscritos, y la Comisión de Coordinación tenía pendiente decidir este lunes si finalmente era obligatorio llevar mascarilla durante la realización de los exámenes.

También realizarán la pruebas los 1.694 alumnos que se examinan en los nueve tribunales en el Segrià (Lleida), y los que sean de fuera de la comarca deberán llevar consigo la declaración de autorresponsabilidad de la Generalitat y el comprobante --impreso o en el móvil-- conforme se han matriculado a las PAU.

Esta edición de las PAU, marcada por la pandemia del coronavirus, ha aumentado el número de municipios donde se podrá realizar, que pasa de 20 a 63; del número de tribunales, de 160 a 216 --en el que se incluirán algunos en institutos--; del número de correctores, de 1.414 a 1.600, y se ha doblado el número de vigilantes por el aumento de sedes, pasando de 1.600 a unos 3.500.