09 ago 2020

Ir a contenido

Un cámping de Tarragona se promociona como exclusivo para clientes con PCR negativo

El Trillas Platja Tamarit habilita un espacio donde no hará falta usar mascarilla ni mantener distanciamiento

Los clientes deberán someterse a un test y a un exhaustivo cuestionario médico sobre el coronavirus

El Periódico

Instalaciones del camping Trillas Paradise.

Instalaciones del camping Trillas Paradise.

El Trillas Platja Tamarit, uno de los cámpings históricos de Catalunya, se adapta a la nueva normalidad surgida tras la pandemia e inaugurará la segunda quincena de julio Trillas Paradise', un espacio que promociona como la "primera zona de cámping exclusiva para clientes con PCR negativo".

Según han explicado sus responsables, con el espacio Trillas Paradise, el cámping será el primer alojamiento turístico de Europa que tendrá una zona ultrasegura abierta solo para clientes que acepten someterse a un exhaustivo procedimiento que incluye, entre otras medidas de prevención, test PCR y un completo cuestionario médico desarrollado por expertos de la Fundación para la Lucha contra el Sida (FLSIDA)

De esta manera, el Trillas Platja Tamarit pone en marcha un proyecto pionero en la era post-covid19 que combina dos modelos de alojamiento para afrontar los efectos de la pandemia con la máxima seguridad: por un lado, el modelo actual, adaptado a la situación, que extrema todas las precauciones, y por otro el modelo 'Trillas Paradise', que permitirá "potenciar la esencia de las relaciones humanas", esto es que sus clientes vayan sin mascarilla y sin miedo de acercarse a otras personas. 

 "Si la ciencia y la tecnología nos lo permiten, nuestra obligación es utilizar la imaginación para innovar y ser capaces de hacer disfrutar al máximo a nuestros clientes del cámping, que de por sí es un entorno antivirus por el sol, la playa, el oxígeno y la naturaleza", ha defendido el director de este alojamiento, Roger Trillas.

Resultados del TCR en seis horas

Este espacio, que se ha inspirado en modelos similares de Corea del Sur, prevé abrir la segunda quincena de julio con todas las instalaciones abiertas: área deportiva, piscina, restaurante, animación...

Para poder implantar con agilidad este modelo así como las entradas de clientes, los responsables del cámping han conseguido que los resultados de laboratorio de los test PCR puedan estar disponibles en 6 horas en lugar de las 48 habituales.

En cuanto al proceso de acceso de los clientes, la dirección ha previsto habilitar una zona gris de recepción donde los usuarios se someterán al test del coronavirus, proporcionarán la información sanitaria requerida y pasarán el día con las medidas de seguridad habitual (mascarillas, distancia de seguridad...). Pero, una vez conocido el resultado del test, si este da negativo, podrán disfrutar, esa misma noche, de su alojamiento y de las zonas comunes Covid-Free.

El cámping subvencionará una parte de las pruebas médicas y del seguimiento posterior durante la estancia, que tendrán un coste aproximado por cliente de unos 100  euros.

El riesgo 0 no existe

Los usuarios, bajo su responsabilidad, aceptan que Trillas Paradise no puede garantizar la total ausencia de contagios, pero sí abre la puerta a un nivel de seguridad inédito hasta ahora. "Asumiendo que el riesgo cero es imposible de garantizar, la suma del test, del riguroso protocolo de entrada y la baja incidencia de covid-19 en el Camp de Tarragona hacen viable disfrutar de una experiencia de vacaciones de cámping en total libertad, sin medidas adicionales de seguridad", subrayan.

Los clientes que den positivo en las pruebas deberán abandonar el cámping y acudir al hospital o tomar medidas inmediatas de aislamiento. El centro informará de los resultados a las autoridades sanitarias.