26 sep 2020

Ir a contenido

FÁRMACO ESPERANZADOR

¿Qué es el remdesivir? ¿Para qué sirve contra el coronavirus?

El antiviral autorizado por la UE contra el covid solo se puede utilizar en hospitales, no en el uso doméstico

El fármaco acelera la recuperación de pacientes en un estadio intermedio de la enfermedad

Michele Catanzaro

Dos ampollas del antiviral Remdesivir.

Dos ampollas del antiviral Remdesivir. / ULRICH PERREY (REUTERS)

La Agencia Europea del Medicamento (AEM) aprobó el jueves el primer fármaco expresamente indicado para el covid-19. El 4 de mayo lo hizo su homóloga estadounidense, la FDA.

El Remdesivir, de la farmacéutica Gilead, acelera la mejora de pacientes hospitalizados con neumonía y necesidad de oxígeno, según un estudio preliminar con 1.000 pacientes. 

Este antiviral se diseñó pensando en otras enfermedades. En particular, se ensayó como un potencial tratamiento para el ébola.

Dada la situación de emergencia, la AEM ha aprobado su uso contra el covid-19 con un procedimiento acelerado, que requiere menos pruebas de eficacia de lo normal. Por esto, Gilead deberá proporcionar nuevos datos a lo largo de los próximos meses.

¿Para qué sirve?

El Remdesivir está indicado para pacientes hospitalizados con neumonía, que manifiestan necesidad de oxígeno. En estos, el Remdesivir reduce la recuperación de 15 a 11 días, según el estudio preliminar. "Se reduce el tiempo en el hospital en el 30%", observa Roger Paredes, investigador de IrsiCaixa y coordinador de la parte del ensayo de Gilead hecha en España. "Esperamos que pueda suponer una disminución de ingresos en la UCI", explica Paredes.

¿Para qué no sirve?

De momento, el Remdesivir no ha manifestado mejoras ni en los casos leves -que no necesitan oxígeno- ni en los graves -donde se necesita ventilación mecánica u oxigenación de membrana extracorpórea (ECMO)-. "El paciente típico es uno que necesita mascarilla de oxígeno, no uno que ya está intubado", explica Benito Almirante, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas en el Hospital del Vall d’Hebron, quien participa en otro ensayo del fármaco de Gilead, que pretende alcanzar los 3.000 pacientes. Tampoco se sabe si el Remdesivir reduce la mortalidad (pero se está calculando, informa Paredes).

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simon, ha reconocido que el tratamiento con el medicamento Remdesivir "tiene algún efecto en la reducción" del tiempo de padecimiento del coronavirus y, por lo tanto, "ayuda", pero ha recalcado que "no es la panacea".

"No es la panacea, es un fármaco más que ayuda", ha continuado Simón, quien ha confiado en que la investigación del coronavirus permita que se descubra un medicamento "más eficaz" que acabe con la enfermedad. "Probablemente surjan otros en las próximas semanas", ha dicho.

¿Previene el contagio?

"Para lo que no sirve seguramente es para prevenir el contagio", afirma Paredes. Tampoco es ninguna solución para la pandemia. "Mejora el pronóstico, pero no altera la epidemiología de la enfermedad", explica Almirante. Tampoco se puede usar en casa. "Es una medicación endovenosa que se tiene que suministrar en el hospital", afirma Paredes. Gilead, sin embargo, está trabajando en una versión inhalable que se podría suministrar fuera de los hospitales.

¿Tiene efectos indeseados?

El fármaco puede causar problemas hepáticos o renales. Sin embargo, el estudio preliminar ha detectado los mismos efectos entre los pacientes que lo tomaban y los que no, probablemente porque el covid-19 de por sí ya genera estas patologías. Almirante apunta que, en combinación con otros fármacos, puede provocar hipotensión, lo cual es peligroso en cuidados intensivos.

¿Cuánto vale?

Una terapia de 10 días podría costar entre 4.000 y 5.000 dólares, según el Institute for Clinical and Economic Review (ICER), una organización estadounidense con mucha influencia en la fijación de precios de medicamentos. El precio de fabricación podría ser de tan sólo 10 dólares, según el ICER, que sin embargo lo incrementa para tomar en cuenta los gastos de la farmacéutica y la capacidad del fármaco para salvar vidas. El desarrollo del Remdesivir habría sido imposible sin millones de inversión pública, cuando se investigó su uso contra el ébola. En el 2015, Gilead desató una agria polémica al poner en el mercado un fármaco contra la hepatitis C (Sovaldi) con un precio inicial de 84.000 dólares. Esta vez, la empresa se ha comprometido a un precio razonable y a ofrecerlo a bajo precio en 127 países en desarrollo.

¿Habrá suficientes dosis?

La aprobación en EEUU ha causado una carrera de acaparamiento e incluso loterías para asignar las pocas dosis disponibles entre los pacientes necesitados. Paredes y Almirante aseguran que nada parecido ha ocurrido en Europa, donde la pandemia está en una fase menos intensa. En España, el fármaco se ha suministrado en pocas decenas de casos, dentro de ensayos clínicos o con finalidad compasiva, la única permitida antes de la probación de la AME. Paredes dice que el Remdesivir llega al hospital en 24 horas tras la petición preceptiva al Ministerio de Sanidad. Almirante cree que en un futuro podría haber falta de provisión. Gilead tiene previsto fabricar un millón de dosis para todo el mundo este año. Paredes apunta a estudios preliminares, según los cuales un tratamiento de cinco días podría ser suficiente, lo que duplicaría el número de pacientes tratables.   

¿Hay fármacos competidores?

Un ensayo llevado a cabo en el Reino Unido con dexametasona apunta a que este corticosteroide podría mejorar la evolución de los pacientes de covid-19 ingresados en la uci. Estos resultados son inciertos, porque solo se han presentado en una rueda de prensa. Sin embargo, Almirante cree que la dexametasona podría competir con el Remdesivir, o se podrían suministrar juntos. De hecho el ICER prevé que el precio del fármaco de Gilead caería a la mitad si la dexometasona demostrara su eficacia.