27 sep 2020

Ir a contenido

Crimen cometido en enero del 2020

Resuelto el homicidio del barrio de la Concòrdia de Sabadell

Los Mossos d'Esquadra arrestan a un hombre de 32 años como presunto autor del apuñalamiento de otro hombre de 36 años en el centro de la capital vallesana

La víctima discutía con una mujer cuando el agresor, pareja sentimental de esta, intervino para clavarle un cuchillo que provocó su muerte en pocos segundos

Guillem Sànchez

Un policía pone las esposas a un detenido.

Un policía pone las esposas a un detenido. / EUROPA PRESS

El miércoles 29 de enero del 2020 un hombre de 36 años y nacionalidad colombiana murió apuñalado en una plaza del barrio de la Concòrdia de Sabadell. Ocurrió a las 23.30 horas de la noche. La víctima recibió una puñalada en el corazón que le provocó la muerte en apenas unos segundos y el agresor, que se dio a la fuga, ha sido arrestado por los Mossos d’Esquadra cinco meses más tarde, según fuentes consultadas por este diario. El juzgado de la capital vallesana que instruye la causa ha decretado que ingrese provisionalmente en la cárcel

La investigación del caso por parte de los agentes del grupo de homicidios de la región policial metropolitana norte comenzó con pocas pistas. Existía una grabación de una cámara de seguridad instalada en un establecimiento cercano que captó cómo el sospechoso huía de la escena del crimen junto a una mujer. La calidad de la imagen, como acostumbra a suceder a menudo, era de una calidad tan baja que no permitía reconocer a ninguno de los dos. Había testimonios que presenciaron los hechos pero ni conocían a la víctima ni al agresor ni tampoco aportaron pista alguna acerca del posible móvil del ataque

Durante estos meses, la investigación policial se ha centrado en identificar a las dos figuras borrosas captadas por la cámara de seguridad y en tratar de responder por qué el hombre había acabado apuñalando mortalmente a la víctima en una discusión que, según los testimonios, había durado solo unos instantes. La respuesta estaba en la mujer. 

Víctima y agresor no se conocían pero ella sí tenía relación con ambos. El agresor era la pareja sentimental de la mujer y la víctima era un antiguo compañero de piso. La mujer le había alquilado tiempo atrás una habitación en un domicilio de Sabadell. Sin embargo, la convivencia entre ambos no había sido sencilla dado que, según acabaría relatando, el hombre apuñalado maltrataba a la pareja que a veces traía a la habitación alquilada. Por este motivo, la mujer acabó echándolo del piso. 

La noche del 29 de enero, los dos antiguos compañeros de piso se reencontraron casualmente en esta plaza del barrio de la Concòrdia. Al verla, según todos los indicios, el hombre increpó a su antigua casera y el novio de esta, de nacionalidad venezolana y de 32 años de edad, intervino en la discusión y acabó asestándole una puñalada mortal. A pesar del rápido aviso al 112 de los testimonios que presenciaron los hechos, los equipos sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida. 

El pasado martes, después de descubrir cuál era la conexión entre víctima y agresor, los Mossos arrestaron al sospechoso y a la mujer, que quedó en libertad sin cargos. La relación sentimental que mantenía con el presunto autor material del homicidio puede servirle como escudo legal que impida que sea procesada por un delito de encubrimiento. Ambos prestaron declaración en el juzgado y el togado decidió el viernes que ingresara en prisión preventivamente hasta que se celebre el juicio por un delito de homicidio.

Temas Catalunya