06 ago 2020

Ir a contenido

Catalunya se lanza a su primera verbena con pocas playas y hogueras

El temor al covid-19 provoca que las fiestas sean más familiares y nada multitudinarias

Los pasteleros esperan batir el récord de venta de cocas entre hoy y mañana

Óscar Hernández

Noche de Sant Joan en una plaza de Gràcia.

Noche de Sant Joan en una plaza de Gràcia. / MANU MITRU

Catalunya celebra esta noche su primera verbena de Sant Joan marcada por las limitaciones de la pandemia global del coronavirus. Y se recordará ya que no se pueden celebrar fiestas multitudinarias, como otros años, y hay que limitarse a celebraciones más familiares e íntimas, de menos de 20 personas, para evitar posibles brotes de covid-19 tras haber pasado tres meses en estado de alarma.

Una de las características de esta verbena diferente, al margen de su menor formato, es la prohibición de acceso a la mayoría de las playas. Barcelona ha prohibido pisar la arena, con la excepción del entorno de los chiringuitos, y por supuesto el baño. Guardia Urbana y Mossos velerán por que se cumpla el veto. A la prohibición se han sumado la totalidad de los municipios del area metropolitana. Hay que remarcar que la playa es un destino característico de cualquier verbena, por la facilidad para tirar petardos, pero también para acabar la fiesta tumbado en la arena.

Por el momento, los Bombers de la Generalitat han atendido 67 avisos entre las 20.00 y las 22.00h de esta verbena de Sant Joan. De estos avisos, 51 han sido por incedios de vegetación y urbanos (como contenedores o hogueras). El año pasado, en esta misma franja horaria, los Bombers habían atendido 170 avisos.

El teléfono de emergencias 112 ha recibido hasta las 00.00 horas de este miércoles un total de 1004 llamadas que corresponden a 599 "incidentes derivados de la verbena" de Sant Joan en Catalunya, y un 29% de ellas se han realizado desde el Barcelonès (Barcelona). Además, un 18% de esas llamadas procedían del Vallés Occidental, ha explicado el teléfono 112. Para garantizar la seguridad durante la verbena, Protecció Civil de la Generalitat ha pedido evitar aglomeraciones y no mezclar la pirotecnia con el gel hidroalcohólico.

Ambiente en la Avinguda Mistral / MANU MITRU

Solo Canet y Calella, cerca de BCN

Para 'verbenear' en la playa hay que irse a las comarcas de Girona, donde sólo estará cerrada la de Sant Pere Pescador, o a las de Tarragona, donde no se permite el acceso a la arena únicamente en Montroig del Camp, Tarragona, Altafulla, El Vendrell y Cunit. Las conocidas playas de Salou y Cambrils, entrfe tras muchas, sí estarán abiertas. En la provincia de Barcelona solo abren las playas de Canet de Mar y Calella, ambas en el Maresme.

Otra novedad hoy es la práctica ausencia de hogueras. En la ciudad de Barcelona, por ejemplo, solo se han permitido este año dos 'foguerons' es decir hogueras de muy pequeño formato, de no más de dos metros cuadrados. De lo que se trata, según los expertos, es de evitar aglomeraciones y riesgos.

Ojo con el gel alcohólico y las mascarillas

La fiesta también está marcada por muchas recomendaciones de seguridad vinculadas a la covid-19, pero también al uso de sus elementos de protección. Por ejemplo, está totalmente desaconsejado en esta 'nit del foc' el uso del hidrogel alcohólico, ya que es muy inflamable, así como cerca del fuego o la pirotecnia llevar mascarillas que no sean de algodón, como es el caso de las quirúrgicas azules, las más utilizadas y que pueden arder en contacto con alguna chispa.

Tanto desde Protecció Civil como desde el sector de la pirotecnia, se recomiendan en esta fiesta los petardos de nivel 1 y 2, es decir, los más seguros y pensados para los más pequeños. Los primeros se pueden utilizar, por ejemplo, en un balcón, como es el caso de las 'bombetes' o de las fuentes luminosas y volcanes.

Ambiente en el Parc de l'Escorxador / manu mitru

Casi dos millones de cocas

Donde no va a haber restricciones es en el consumo de cocas. Por primera vez en varios años se prevé un mayor gasto en este dulce, ya sea de frutas y piñones o de 'llardons', ya que el modelo de verbena más familiar favorece su venta. Se espera que se vendan entre hoy y mañana 1,8 millones de cocas, según el Gremi de Pastissers. 

Tambien hay cambios en los controles de alcoholemia de los Mossos y las diferentes policías locales en toda Catalunya Sólo los Mossos desplegarán 256 agentes que montarán  42 controles de alcoholemia y drogas, que seran más selectivos para evitar aglomeraciones, uno de los riesgos en esta pandemia. También habrá un protocolo especial, como la retirada especial de las boquillas usadas, o la desinfección con alcohol de cada etilómetro, así como el uso de guantes y máscarillas FP2 por parte de los agentes.