14 ago 2020

Ir a contenido

Medio millón de coches saldrán de BCN para ir de verbena

Trànsit desplegará controles de alcoholemia tras el parón de estas inspecciones desde el inicio de la pandemia

Óscar Hernández

Control de alcoholemia en una calle de Barcelona.

Control de alcoholemia en una calle de Barcelona. / Julio Carbó

Juli Gendrau, director del Servei Català de Trànsit, confía que en la tarde de la verbena de Sant Joan unos 500.000 vehículos abandonen el área metropolitana de Barcelona para pasar la verbena y el día de Sant Joan fuera, muchos de ellos con destino a sus segundas residencias.

«Esta cifra sería el máximo previsto, equivalente a un fin de semana de verano, aunque no creemos que lo alcancemos. Hay gente que preferirá no salir para hacer una verbena más casera y otros directamente no lo harán por prudencia por el covid», explicó Gendrau a este diario.

La previsión del éxodo, cuya hora punta será entre las cuatro y las ocho de esta tarde, se ha realizado en base a otros años en los que la verbena ha caído en medio de la semana, pero sin contar con la variable covid-19.

Vuelven las alcoholemias


Lo que no habrá es tregua al consumo del alcohol u otras drogas de aquellas personas que se pongan al volante. Tanto los Mossos d’Esquadra como las diferentes policías locales, entre ellas la Guardia Urbana de Barcelona, desplegarán decenas de controles de alcoholemia, sobre todo de madrugada.

Junio sin muertos

«Con motivo del covid-19 suspendimos estos controles de alcoholemia, pero tenemos que velar porque haya cero alcohol al volante», añade Gendrau.  El responsable de Trànsit celebra que este mes de junio no se haya producido ningún accidente mortal en las carreteras catalanas.