08 jul 2020

Ir a contenido

nueva normalidad

España discute esta semana qué turistas de fuera de la UE pueden visitar el país

El ministro Salvador Illa avanza que Exteriores discutirá con sus socios de la UE si permiten o no viajeros de fuera del continente

Anuncia que el Ministerio de Sanidad prevé hacer nuevas olas del estudio de seroprevalencia en septiembre y octubre

Agencias

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha indicado este lunes que España recibirá esta semana un millón de test rápidos de diagnóstico de la infección por coronavirus adquiridos en los últimos días. / EFE VÍDEO

El Gobierno español quiere decidir esta semana en qué países mantener las restricciones de viaje mientras se reabre el turismo tras el cierre del país por el  coronavirus, anunció este lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

En declaraciones a la Cadena SER, Illa avanzó que la segunda nación más visitada del mundo discutirá con sus socios de la Unión Europea (UE) si permiten o no viajeros de fuera del continente, informa Reuters.

Agregó que las autoridades han identificado algunos pequeños brotes nuevos de coronavirus locales, pero están bajo control y aseguró que el sistema sanitario español está preparado para un posible rebrote del coronavirus.

"Se está constituyendo una reserva estratégica de equipos por parte de las comunidades autónomas y el Ministerio está haciendo un esfuerzo para tener una segunda reserva de equipos de ventilación mecánica", afirmó el ministro, que ha recordado que se está preparando ya también la campaña de vacunación de la gripe. Illa también ha avanzado que su Ministerio prevé hacer nuevas olas del estudio de seroprevalencia en septiembre y octubre e insistió en que el Estado trabaja con el resto de países de la zona Schengen para acordar un criterio común sobre si abre las puertas a viajeros procedentes de terceros países, informa ACN.

El ministro ha asegurado que en caso de rebrote de coronavirus "estamos mucho mejor preparados" y los hospitales tendrían material suficiente a pesar de que hay algún problema con los guantes.

Preocupado por las fiestas en la calle

En todo caso se ha mostrado preocupado por las imágenes de fiestas en la calle que han tenido lugar en los últimos días y ha pedido de nuevo extremar las medidas de prudencia porque "el virus aún está entre nosotros".

"En Europa la hemos controlado, pero sigue entre nosotros, y la derrotaremos cuando tengamos una vacuna eficiente", afirmó. 

Ha admitido que uno de los peligros es la llegada de personas en avión procedentes de fuera de la zona Schengen y ha avanzado que esta semana Exteriores negocia con el resto de miembros del Eurogrupo un acuerdo "para ver si prorrogamos la limitación de llegadas de terceros países "o si se adoptan restricciones respecto a países concretos.

En todo caso afirmó que actualmente hay 11 brotes de coronavirus activos en el Estado, pero "están todos bajo control", también el último en Aragón, que está "en vías de ser controlado". Según el ministro, los protocolos de test a casos sospechosos están funcionando perfectamente. Además del 90% de los casos de síntomas se les hace un PCR en menos de 24 horas fruto de un "esfuerzo importante" por parte de las comunidades autónomas.

"Días muy duros"

Afirmó que estos 98 días de estado de alarma "han sido duros para mí y para el presidente en particular", porque la pandemia ha sido "un espejo que refleja el mejor y el peor de la sociedad", con un "cumplimiento ejemplar de la ciudadanía" y una "actitud heroica de los profesionales sanitarios".

Respecto al papel de la oposición, lamentó que no se haya comportado como lo ha hecho en Portugal, pero no ha querido hacer críticas explícitas. "En estos casos todo el mundo debe ponerse a trabajar y la misma dirección, como ha hecho mucha gente y colectivos", y "las medidas que se han ido adoptando han demostrado que eran las necesarias".

Sobre las residencias afirmó que no tiene constancia directa de ningún caso de personas muertas porque no se les transportó al hospital, pero afirmó que es necesario que las comunidades autónomas hagan "balance" de cómo han ido las cosas en sus zonas y adoptar decisiones.

Ha negado taxativamente que el Gobierno recomendara a las comunidades autónomas no transladar a ancianos de las residencias en los hospitales. En todo caso ha afirmado que su Ministerio está "analizando" la información sobre las personas muertas en residencias y la facilitará cuando disponga.