fin del estado de alarma

Tímida llegada de turistas a Catalunya por tierra, mar y aire

El Prat ya ha recibido 40 vuelos, un ferry procedente de Italia ha llegado a BCN y se ha reabierto la frontera de La Jonquera

Tanto en el puerto como en el aeropuerton, los viajeros se someterán a un triple control y los que no lo superen serán derivados a los servicios médicos

Una pasajera esperando en la terminal del aeropuerto de El Prat, este domingo. 

Una pasajera esperando en la terminal del aeropuerto de El Prat, este domingo.  / ACN / ALBERT CADANET

Se lee en minutos

El Periódico

Los primeros turistas extranjeros, pocos, han comenzado a llegar este domingo a Catalunya, una vez finalizado el estado de alarma, por tierra, a través de la frontera de La Jonquera; por mar, en un ferry llegado de Italia; y por aire, en algunos de los 40 vuelos que han aterrizado en el El Prat. Tanto en el puerto como en el aeropuerto, los turistas han tenido que pasar controles de temperatura y rellenar formularios para estar localizables, mientras que por la frontera de La Jonquera los turistas extranjeros que han llegado en coches y algunas autocaravanas han doblado en número a los vehículos que han salido de España por ese lugar.

Por su parte, los aeropuertos españoles han comenzado a recibir este domingo a los primeros visitantes de la Unión Europea y del espacio Schengen después de que España haya abierto sus fronteras tras tres meses de estado de alarma motivados por la pandemia del coronavirus. A lo largo del día, la red de aeropuertos de AENA recibirá unos cien vuelos, tal y como anunció ayer el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Sin embargo, en total se realizarán unas 650 operaciones (salidas y llegadas). Fuentes de AENA han explicado a Efe que de ellas, unas 325 serán llegadas. Además de esos 100 vuelos, otros 225 serán domésticos, ya que este domingo también se ha puesto fin a las restricciones de movilidad en España.

Sin incidencias

En Barcelona, el aeropuerto de El Prat Josep Tarradellas ha recibido esta mañana, sin incidencias, sus primeros vuelos procedentes del extranjero. A lo largo del día habrá unas 80 operaciones, de las que 41 corresponderán a la llegada de vuelos nacionales e internacionales. El aeropuerto solo ha abierto para todos los vuelos y compañías la terminal T1. A la misma solo puede acceder el pasajero y un acompañante en el caso de que el viajero necesite asistencia. Todos los pasajeros deben llevar mascarilla y acercarse individualmente a por su equipaje.

Los aviones del espacio Schengen (integrado por 26 países europeos) que llegarán a Barcelona a lo largo del día procederán de las ciudades de Berlín, Dusseldorf, Dublín, Varsovia, París, Amsterdam, Londres, Zurich, Minsk, Roma, Abu Dhabi, Munich, Frankfurt, Colonia, Eindhoven, Bruselas, Edimburgo y Vilnoius. La mayoría de estos vuelos están operados por Ryanair, Vueling, Iberia, Lufthansa y KLM, entre otras, según datos de Aena. También habrá vuelos de salida hacia esas ciudades, así como llegadas y destinos a Menorca, Jerez de la Frontera, Sevilla, Bilbao, Tenerife, Palma, Málaga, Fuenteventura, Ibiza y Gran Canaria.

Hasta ayer, las llegadas que recibía España eran de terceros países, de una lista limitada. Los vuelos estaban justificados por situaciones como expatriaciones, por motivos de trabajo o de residencia.

Examen visual y de temperatura

Los viajeros que lleguen a España en avión tendrán que someterse a tres filtros de seguridad. El primero estará basado "en las declaraciones responsables" de los visitantes, en las que deberán hacer constar si han pasado el covid-19 con anterioridad y sus datos de localización en España. Un segundo filtro será de temperatura y el tercero, "visual".

"Toda la información que pedimos que complementen los viajeros permiten hacer un seguimiento de los contactos estrechos y, por lo tanto, una detección muy precoz y una actuación rápida y contundente para controlarlos", aseguró ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Si algún visitante no supera alguno de estos controles, pasará a ser atendido por un médico de Sanidad Exterior que, según el diagnóstico, podrá derivar al paciente al servicio sanitario español.

La frontera con Francia 

Esta medianoche se ha reabierto la frontera con Francia por la autopisa AP-7 en La Jonquera (Girona), la conexión principal por carretera entre España y Francia, que estaba cerrada desde el pasado 17 de marzo, por el estado de alarma. Según el Servei Català de Tránsit, hasta el mediodía habían entrado a España por La Jonquera un total 3.502 vehículos mientras que en dirección salida la cifra ascendía a 1.562, cifras muy por debajo de un domingo de junio de otros años.

El paso de La Jonquera ha notado también un ligero incremento de vehículos franceses que ha acudido a hacer compras en el núcleo fronterizo de El Pertús.

Los pocos turistas que han llegado a través del puerto de Barcelona lo han hecho a bordo de un ferry procedente de Italia, porque los cruceros aún no están autorizados y tardarán en volver a navegar.

Aunque el puerto no ha cerrado por la pandemia, todos los pasajeros que llegaban en ferry, de Italia o de Baleares, tenían que pasar un control para justificar que el viaje no era de placer, medida que ha quedado extinguida desde esta medianoche. También han llegado a algunos puertos deportivos de la costa catalana unos pocos barcos de ciudadanos extranjeros que no habían podido navegar hasta Cataluña durante el estado de alarma. En tren no han llegado turistas del extranjero porque el AVE que une la estación de Barcelona-Sants con París no reanudará sus viajes hasta el próximo día 1 de julio.

Te puede interesar

Caída del turismo

La 'consellera' de Empresa, Àngels Chacón, ha calculado que el turismo caerá este año en Catalunya entre un 41 y un 53% y afirma que "estaría contenta" si llegaran 10 millones de visitantes extranjeros, la mitad de la media de los últimos años. En declaraciones a RAC-1, Chacón ha señalado que un 40% de los catalanes tiene intención de hacer vacaciones este verano "y cerca del 30% irá a segundas residencias, un 20% a hoteles y un 15% a apartamentos. Pero este turismo interno sólo representa el 8% de los ingresos de la actividad turística en Catalunya".