22 sep 2020

Ir a contenido

Tensión en el Maresme

Cincuenta vecinos atacan con piedras a jóvenes de un piso ocupado en Premià de Mar

Los atacantes, conformando una supuesta 'patrulla ciudadana', han lanzado piedras contra el balcón y han intentado desalojarlos por la fuerza

El alcalde desvincula el ataque con una acción organizada sino de "dos o tres personas que actuaron a título individual, no era un grupo muy organizado"

Guillem Sànchez

Vídeos grabados por testimonios del ataque contra el piso ocupado. 

Unos cincuenta vecinos de Premià de Mar (Maresme), al parecer integrantes de una de las llamadas 'patrullas ciudadanas', ha tratado de expulsar por la fuerza a tres jóvenes migrantes residentes de un piso ocupado en el bloque ubicado en el número 239 de la Gran Via de Lluís Companys. Tal como muestran las imágenes, varios de los asaltantes lanzan piedras contra el balcón de los inquilinos. Esta acción violenta contra los jóvenes ha acabado desencadenando diversas escenas de tensión dado que también se han acercado al lugar de los hechos vecinos de la misma localidad contrarios a la acometida de la supuesta patrulla. 

Según fuentes policiales, el aviso se ha recibido a las 22.45 horas y hasta las 00.00 horas no ha podido controlarse una situación complicada. Los Mossos han enviado más de una decena de patrullas que han contado con la colaboración de agentes de la policía municipal y de una dotación de los Bombers de la Generalitat. 

No habían practicado ninguna detención porque la prioridad ha sido pacificar el lugar. Los agentes han creado cordones para asegurar la zona y sobre las doce de la medianoche, según fuentes policiales, el episodio se daba por controlado.  

Despliegue policial para contener altercado 

Testimonios presenciales de los hechos han captado los vídeos adjuntados en esta noticia. Fuentes vecinales, que apuntan a que en la refriega ha habido heridos que han requerido de la asistencia de ambulancias, subrayan que la escalada de tensión de las últimas semanas hacía presagiar un episodio como el de este domingo por la noche dado que habían proliferado –por whatsapp, telegram y, sobre todo, FaceBook– los grupos de vecinos que parecían estar dispuestos a enfrentarse contra jóvenes inmigrantes a quienes responsabilizan de delitos cometidos en el municipio. En uno de los vídeos se escucha la voz de una joven que participa o acompaña a los atacantes que acusa directamente a los jóvenes migrantes de "venir a violar", una acusación de la que no constan pruebas. 

El alcalde de Premià desvincula el ataque

El alcalde de Premià de Mar, Miguel Ángel Méndez, ha dicho sobre el ataque de la noche del domingo en un piso ocupado por jóvenes migrantes que no le pareció una acción organizada sino "dos o tres personas que actuaron a título individual, no era un grupo muy organizado ", y ha cuestionado la existencia de patrullas ciudadanas en el municipio.

"Yo no conozco la existencia de estas patrullas", ha dicho este lunes por la mañana en de Catalunya Ràdio, y considera que un grupo pequeño inició el ataque y otros vecinos se sumaron.

Más allá de esta acción, Méndez ha negado poder "confirmar un sistema organizado" de patrullas ciudadanas en Premià de Mar, y ha señalado que las cifras de los Mossos apuntan a un descenso de la delincuencia en el municipio durante los últimos años , y no al contrario.

Ha llamado a "no apelar a la violencia con más violencia", ha pedido tranquilidad a los vecinos, ha avisado de que se incrementarán los efectivos policiales en el municipio y ha lamentado que la multirreincidencia delictiva no esté más castigada en el Código Penal.

Temas Catalunya