Un 15% de los jóvenes hace un uso excesivo de las nuevas tecnologías

Los expertos alertan de que la adicción a las pantallas podría haber aumentado durante el confinamiento

Las chicas son más aficionadas al móvil y las redes sociales y los chicos a los juegos online y videojuegos

Un 15% de los jóvenes hace un uso excesivo de las nuevas tecnologías
2
Se lee en minutos
Patricia Martín

Un estudio de la Universidad de Valencia y la Fundación Mapfre concluye que en torno a un 15% de los adolescentes hacen un uso excesivo de las nuevas tecnologías y un 2,5% están patológicamente enganchados, una adicción que podría haber ido a más durante el confinamiento, momento en el que internet y el móvil se convirtió en la única herramienta para mantener el contacto social con el mundo exterior.

De hecho, muchos padres se han visto obligados a comprar ordenadores o tablets a sus hijos para hacer los deberes online y ante la imposibilidad de atender sus necesidades todo el día y al mismo tiempo teletrabajar, los niños y adolescentes –y también muchos adultos- se han pasado horas pegados a las pantallas, lo que les podría haber generado una adicción, según ha alertado Mariano Chóliz, investigador de la unidad de juego y adicciones tecnológicas de la Universitat de València y coautor del informe ‘Detección temprana y prevención de adicciones tecnológicas en adolescentes’. “Es probable que haya nuevos casos de adicción, que se hayan agravado las existentes y que la edad de inicio también haya bajado, habrá que estar atentos a cómo evoluciona el problema”, ha explicado.

Móvil, objeto de deseo

De momento, la investigación presentada hoy, realizada antes del confinamiento con un total de 2.808 estudiantes de entre 11 y 20 años, muestra que el móvil se ha convertido en el principal “objeto de deseo” de los adolescentes españoles, sobre todo entre las chicas, de las cuales un 8,2% padecen adicción frente al 3,2% de los chicos. Y un elevado 24% (frente al 12%) muestra conductas de riesgo.

Lo mismo sucede con las redes sociales, donde un 25% de las encuestadas están a punto de estar patológicamente enganchadas y un 8,9% ya presentan un problema de adicción, frente al 13% y 4% en los chicos. Y es que las adolescentes muestran una mayor preocupación por estar activas en las redes permanentemente y el estado de ánimo de muchas de ellas puede verse modificado en función de la cantidad de ‘likes’ obtenidos.

Videojuegos para demostrar habilidades

Noticias relacionadas

Por otro lado, el juego ya sea para apostar o a través de los viodeojuegos es una actividad predominantemente masculina y más adictiva que el juego tradicional, según el estudio, lo que hace que los adolescentes sean más vulnerables a desarrollar una adicción. El 18,3% de los jóvenes, frente al 2,2% de las chicas, practica el juego online como forma de ocio y para establecer relaciones sociales. En cuanto a los videojuegos, los frecuentan el 17%  de los adolescentes de sexo masculino, sobre todo a edades tempranas, porque les permite demostrar habilidades de estrategia, en detrimento de otras actividades lúdicas necesarias para su desarrollo y maduración óptima.

Para hacer frente a estos problemas, el estudio aconseja marcar un horario semanal al que se puede jugar y establecer varios momentos al día para revisar el WhatsApp y las redes sociales, silenciando las notificaciones durante las horas de estudio, los encuentros familiares o la asistencia de espectáculos.