25 oct 2020

Ir a contenido

corredor aéreo seguro

El Gobierno autoriza la llegada de turistas alemanes a Baleares a partir del lunes

El plan piloto del Govern permitirá que lleguen visitantes a las Islas una quincena antes de que se abran las fronteras de España a los extranjeros

Los primeros 6.000 visitantes pasarán pruebas PCR y seis horas de aislamiento pero no tendrán que someterse a una cuarentena

F. Guijarro Mateu /Ferrer N. Cuéllar

Terraza de un bar con vistas a la Catedral de Palma de Mallorca.

Terraza de un bar con vistas a la Catedral de Palma de Mallorca. / AFP / JAIME REINA

El Gobierno de Pedro Sánchez autorizó este lunes el plan piloto presentado por el Govern balear que abre las puertas de las islas a los turistas alemanes a partir del próximo 15 de junio, es decir, una quincena antes de la apertura de fronteras de España a los extranjeros, adelanta 'Diario de Mallorca', del mismo grupo editorial que 'El Periódico de Catalunya'.

El Ejecutivo de Francina Armengol había exigido este plan diferencial para las islas con el propósito de iniciar la reactivación económica del archipiélago y demostrar que las Balears son un destino seguro.

Las islas serían la única comunidad con esta experiencia, al ser la única que el Gobierno ve preparada para realizarla.

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, dará a conocer este martes los detalles del plan autorizado. La petición del Govern solicitaba traer a Balears 6.000 turistas alemanes de los que 4.000 vendrían a Mallorca, 1.000 a Menorca y 1.000 a Eivissa y Formentera.

El conseller adelantó la pasada semana que los visitantes que participen en esta experiencia de reapertura al turismo internacional no tendrán que pasar la cuarentena de 14 días que se impone ahora a otros viajeros internacionales.

La autorización del plan piloto se ha hecho esperar, pues aunque desde Madrid solo llegaban buenas palabras para las islas, no se decidían a dar el visto bueno. De hecho la pasada semana María Jesús Montero se limitó a decir que a partir del 1 de julio llegará la apertura para el turismo y el fin del veto a las segundas residencias y avanzó que se lanzaría "en breve" un plan de reactivación turístico dirigido sobre todo a los archipiélagos.

Es por ello que la presidenta del Govern, Francina Armengol, intensificó la presión para que el Ministerio de Sanidad autorizara el plan y los primeros turistas alemanes puedieran llegar a Mallorca a mediados de junio, antes de que finalice el estado de alarma y con el archipiélago ya en fase 3.

El diseño de la prueba piloto ha sido elaborado por las conselleries de Turismo, Movilidad y Salud, y contempla la llegada de los turistas alemanes en grupos y con la ayuda de los turoperadores (hace tiempo que se destaca el interés de TUI por recuperar la actividad con las islas), mediante la creación de pasillos aéreos seguros. Aunque la presidenta no señaló las zonas que se quieren incluir en esta prueba, en el caso de Mallorca el sector baraja que el inicio de la actividad se produzca en puntos como la Platja de Palma, Calvià o Alcúdia.

Un aspecto destacado por la presidenta es el interés que las empresas hoteleras del archipiélago tienen por reactivar su planta, y aseguró que a la vista de los contactos mantenidos con las empresas del sector van a ser muchos los que se "van a arriesgar a abrir" con el objetivo de que Baleares mantenga su liderazgo en materia turística.

Armengol destacó este domingo tras la videoconferencia de presidentes que Balears es, junto a Canarias, la única comunidad que realiza controles sanitarios en puertos y aeropuertos y se comprometió a mantenerlos "al menos hasta que acabe el estado de alarma".

Apoyo unánime

Hay un aspecto a destacar: el plan piloto autorizado por el Gobierno cuenta con el respaldo unánime de los agentes económicos de Baleares, como han dejado claro desde el principio la patronal CAEB, PIMEM, y los sindicatos UGT y CCOO en las islas.

Carmen Planas, en concreto, celebró ayer la autorización del Gobierno de que las islas pongan en práctica un plan piloto de turismo: "Debemos poner ahora todo nuestro empeño en que funcione para generar confianza", pidió. Planas abogó por generar confianza en los turistas y "demostrar que el sistema funciona y que la experiencia sea exportable a otros destinos turísticos nacionales", según informó la patronal CAEB en un comunicado.

Por su parte, la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, acogió ayer "con positivismo" la autorización: "Tenemos que dar ese empujón necesario a Baleares para que se vea como destino seguro en todo el mundo", afirmó. Frontera detalló que solo quedan por ultimar "pequeños detalles" para formalizar con la comercialización de los paquetes a través de la turoperación y poner en marcha las actividades para iniciar la prueba piloto, según declaraciones facilitadas por la patronal.