05 ago 2020

Ir a contenido

DE ENTRE EL AÑO 1.000 Y EL 800 A.C.

Descubierto el monumento maya más antiguo y grande

La construcción sugiere que el trabajo comunitario fue más importante de lo que se creía en el desarrollo inicial de los mayas

Efe

Recreación del monumento maya hallado en el yacimiento de Aguada Fenix, en el estado de Tabasco (sur de México).

Recreación del monumento maya hallado en el yacimiento de Aguada Fenix, en el estado de Tabasco (sur de México). / REUTERS

Un grupo internacional de arqueólogos ha encontrado en el estado de Tabasco (sur de México) la estructura ceremonial más antigua y grande construida por los mayas conocida hasta el momento, un hallazgo que revela la importancia del trabajo comunitario desde los primeros momentos de esta civilización.

Según publica este miércoles la revista 'Nature', el enclave (llamado Aguada Fénix) consiste en una plataforma elevada entre 10 y 15 metros, que se extiende 1,4 kilómetros de norte a sur, y desde la que surgen nueve calzadas anchas.

Los restos, aseguran los investigadores, datan de entre el año 1.000 y el 800 antes de Cristo, con lo que podrían ser anteriores al centro ceremonial del Ceibal (Guatemala), considerado hasta hoy el enclave maya más antiguo por su construcción del 950 a. C.

Datación con láser y radiocarbono

Para revelar la edad, el equipo utilizó un sistema láser de detección por luz distancia (Lidar, en inglés) a fin de distinguir las formas tridimensionales de los restos arqueológicos, a lo que se sumó una excavación in situ y la prueba de datación por radiocarbono de 69 muestras.

"Esta área está desarrollada, no es la jungla; la gente vive allí, pero este sitio no se conocía porque es muy plano y enorme. Simplemente parece un paisaje natural. Pero con Lidar, se descubre como un lugar muy bien planificado”, asegura el profesor de la Universidad de Arizona Takeshi Inomata, uno de los autores principales del estudio.

El descubrimiento, explica Inomata, marca un gran cambio en la historia de Mesoamérica y tendrá numerosas implicaciones.

Trabajo comunitario

Construido entre muchas personas y sin indicadores claros de marcada desigualdad social, como esculturas de individuos de alto estatus, el monumento sugiere que el trabajo comunitario fue más importante de lo que se creía en el desarrollo inicial de la civilización maya.

"Siempre se ha debatido si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron independientemente", subraya Inomata.

Vista aérea del yacimiento maya de Aguada Fenix. / REUTERS

El estudio, que se centra en una zona clave de la interacción entre las dos comunidades, apunta que Aguada Fénix fue construido durante un periodo de vacío de poder, una etapa en la que se pudieron intercambiar nuevas ideas, como construcciones o estilos arquitectónicos en varias regiones del sur de Mesoamérica.

Replanteamiento de la organización social

Según los investigadores, el hecho de que construcciones como esta se realizaran antes de lo pensado, cuando la sociedad maya presentaba un grado menor de desigualdad social del que registró en etapas posteriores, hará que se repiensen los procesos de creación.

"No es solo la organización social jerárquica con la élite lo que hace posible monumentos como este", señala Inomata.

"Este tipo de comprensión nos ofrece implicaciones importantes sobre la capacidad humana y el potencial de los grupos humanos. Es posible que no sea necesario un gobierno bien organizado para llevar a cabo este tipo de grandes proyectos. Las personas pueden trabajar juntas para lograr resultados sorprendentes", añade.

Los arqueólogos seguirán con la investigación en la zona y esperan recopilar en el futuro más información acerca de las áreas residenciales cercanas a Aguada Fénix.

Temas Arqueología