13 ago 2020

Ir a contenido

desescalada en Catalunya

La Generalitat plantea que Barcelona y las regiones metropolitanas norte y sur pasen a fase 2 el 8 de junio

También ha planteado que el Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu y Aran pasen a la fase 3

Europa Press

Personal sanitario del Hospital Clínic, en el día de la enfermería.

Personal sanitario del Hospital Clínic, en el día de la enfermería. / MANU MITRU

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha propuesto que la ciudad de Barcelona y las regiones metropolitanas norte y sur avancen a la Fase 2 de desconfinamiento por el coronavirus a partir del lunes 8 de junio.

También ha planteado que el Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre (Tarragona) y Alt Pirineu i Aran (Lleida) pasen a la Fase 3 también el próximo lunes, según un comunicado del Govern.

Además, considera que Lleida tiene "una buena evolución" y propone que pase a la Fase 2, aunque es una propuesta condicionada a la progresión de los indicadores epidemiológicos los próximos días.

Simón lo ve viable

El director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas (CCAES), Fernando Simón, ha dicho que "si las cosas van bien y la evolución de la epidemia lo permite" Madrid y Barcelona estarán en la fase 2 de la desescalada el día 8 de junio.

La Comunidad de Madrid al completo y la mayor parte de Castilla y León, el área metropolitana de Barcelona y Lleida permanecen todavía en la fase 1 y son las únicas zonas de España en esta situación.

Por otro lado, sobre la posibilidad de que tanto Madrid como Barcelona estén en fase 3 con el estado de alarma ya finalizado, ha respondido que "en ese caso la responsabilidad recaería en las comunidades autónomas para la gestión y el control de riesgos, dentro del apoyo y todo lo que puedan necesitar del Gobierno".

Procicat

Estas propuestas han sido aprobadas esta tarde por el Procicat y los informes se enviarán este mismo lunes al Gobierno central.  El resto de regiones sanitarias, la de Girona y Catalunya Central, y las áreas de gestión asistencial Penedès y Garraf se mantendrán en la fase 2, tal como estaba ya previsto.

La semana pasada se decidió que la región sanitaria de Lleida continuara unos días más en la fase 1 a raíz de que se detectó un aumento de casos en varios ámbitos. "La situación tiene una buena evolución y se considera que Lleida estaría en condiciones para el paso a la fase 2 al contar con las capacidades diagnósticas, asistenciales y de identificación de contactos adecuadas para el control de la epidemia", aseguran los informes.

Actualmente, se están haciendo pruebas PCR a la inmensa mayoría de personas con sospecha de covid-19, uno de los puntos fundamentales para la detección temprana, el diagnóstico en estadios iniciales de la enfermedad, el inicio del aislamiento inmediato, la detección de los contactos estrechos para hacer la cuarentena y su seguimiento.

Además, los recursos asistenciales con los que cuenta la región de Lleida están en disposición de atender los posibles casos que se puedan detectar y también se tiene controlada su trazabilidad.

Capacidad del sistema de salud

Otro de los aspectos fundamentales para la progresión en el desconfinamiento de la población es la capacidad del sistema de salud para la identificación de posibles focos de transmisión en colectivos específicos.

En este sentido, en la región de Lleida se han puesto en marcha planes de acción concretos tanto para la población recién llegada para trabajar en la campaña de la fruta como para el sector de los mataderos, dos de las actividades con alta ocupación en las comarcas de Lleida.

A pesar de esta "estabilidad", el departamento de Salud continuará analizando la evolución de la región sanitaria de Lleida y la propuesta de pase a la fase 2 "estará condicionada a la progresión de los indicadores epidemiológicos los próximos días".