13 jul 2020

Ir a contenido

hostelería tocada por covid-19

Los chefs se plantan ante el Congreso para exigir diálogo en la reapertura de sus locales

Prácticamente todos los Estrella Michelin de Madrid acuden al acto de protesta protegidos con guantes y mascarillas

Los casi 200 cocineros concentrados dejaron sus chaquetillas dobladas en el suelo para reclamar respuestas al Gobierno

Europa Press

200 chefs, algunos con Estrella Michelin, exigen medidas para el sector. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Cerca de 200 chefs, algunos de ellos con Estrella Michelin, se concentraron este martes a las puertas del Congreso de los Diputados para reivindicar la importancia del sector de la hostelería en la economía española y exigir mayor diálogo entre Gobierno y los profesionales a la hora de regular cuestiones que les afectan.

Prácticamente todos los Estrella Michelin de Madrid, desde Ramón Freixa hasta Paco Roncero, Mario Sandoval, Diego Guerrero, Óscar Velasco, Iván Muñoz, Pedro Larumbe o Pepa Muñoz, o empresarios como Sandro Silva (Grupo Paraguas) o El Grupo Larrumba han confirmado su presencia. También acudieron representantes de locales emblemáticos de Madrid como La Bola, Casa Lucio o la Taberna El Doble.

Durante el acto se leyó un manifiesto y, a continuación, los chefs, que llevaban puestos guantes, mascarilla y sus chaquetillas de cocinero, dejaron las chaquetillas dobladas frente al Congreso.

Los 180 cocineros que asistieron al acto de protesta buscan, entre otras cosas, que se facilite la apertura de los locales, la ágil reincorporación de los equipos para volver a trabajar cuanto antes y que se tenga más en cuenta al sector a la hora de regular o tomar decisiones de gran calado para la marcha de sus negocios.

Con ello, se persigue poner en valor a un sector que aporta el 6,2% al PIB nacional y da empleo a más de 1.700.000 personas.

La iniciativa, coordinada por la Federación de Cocineros y Reposteros de España (Facyre) y la Asociación de Cocineros y Reposteros de la Comunidad de Madrid (Acyre), cumplirá escrupulosamente las normas de seguridad e higiene marcadas por las autoridades sanitarias.

"No se trata de un acto masivo, sino de carácter simbólico, respetuoso, sin connotaciones políticas y en el que se extremarán todos los protocolos de seguridad marcados por las autoridades sanitarias", han señalado desde Facyre.