26 nov 2020

Ir a contenido

susto en la desescalada

Alerta en Alemania por sendos brotes de coronavirus en un restaurante y en una misa

Al menos casi 50 personas se han contagiado en Leer, al norte del país, y Fráncfort, en el centro

Seguidores del Hertha siguen el partido de su equipo, cerveza en mano, en un bar de Berlín.

Seguidores del Hertha siguen el partido de su equipo, cerveza en mano, en un bar de Berlín. / EFE / EPA / OMER MESSINGER

Un brote de coronavirus en un restaurante en la localidad alemana de Leer (norte) ha puesto en duda la eficacia de la estrategia para reabrir los locales de gastronomía en Alemania bajo estrictas medidas de higiene. El estado federado de Baja Sajonia, donde está situado Leer, fue el primero en permitir la reapertura de los restaurantes con restricciones en cuanto al número de clientes por mesa y con reglas de distancia entre las distintas mesas en el local.

No es el único contagio masivo que ha habido en Alemania en las últimas horas. Al menos 40 personas se contagiaron de coronavirus durante un servicio religioso bautista que celebraron en Fráncfort (centro del país), informaron las autoridades sanitarias de la región.  La mayoría de los casos son leves y según el director de la Oficina de Sanidad de Fráncfort, René Gottschalke, solo una persona tuvo que ser trasladada a un hospital

50 personas en cuarentena en Leer

Durante una semana en Leer no se había registrado ningún caso nuevo de contagio de coronavirus. Ahora se han anunciado los casos de siete personas, todas ellas contagiadas presuntamente en un restaurante. Otras 50 personas han tenido que entrar en cuarentena preventiva. "Es un brote con varios contagios y muchos contactos", dice un comunicado de la Oficina de Sanidad de Leer que considera que no se puede hablar de un caso aislado.

Los siete casos, que están relacionados entre sí, se reportaron entre el martes y el viernes y no resulta fácil seguir la cadena de contactos. El jefe del distrito de Leer, Mathias Grotte, dijo que "el brote nos muestra con claridad que el coronavirus sigue presente". Grotte añadió que es de esperar que los casos de personas que tienen que entrar en cuarentena tendrán un crecimiento extremo en los próximos días.

Posible negligencia con las normas de higiene 

Una portavoz de la Federación de Hoteles y Restaurantes Alemanes (Dehoga) dijo en declaraciones a la radio pública de Baja Sajonia, NDR1, que con el plan de higiene que existe en rigor los contagios no deberían ser posibles. Actualmente se está examinando si en el restaurante en Leer los clientes o el personal no respetaron algunas de las normas de higiene.

Algunos expertos habían advertido contra la visita a locales cerrados y así, por ejemplo, el director del Departamento de Virología de la Universidad de Rostock (este del país), Andreas Podbielski, se había mostrado partidario de que se atendiese solo en las terrazas. Los restaurantes y los bares se cerraron en Alemania a mediados de marzo en el marco de la lucha contra el coronavirus. Baja Sajonia fue uno de los primeros estados federados en permitir la reapertura y los locales en ese 'land' están abiertos desde el 11 de mayo. 

Al menos 40 personas contagiadas en una misa bautista

El servicio religioso se celebró el 10 de mayo, siguiendo las reglas de higiene impuestas por las autoridades, y al parecer no solo se contagiaron personas que viven en Fráncfort sino también otras de la ciudad vecina de Hanau.  Ello llevó a que en Hanau se prohibiera una fiesta musulmana que debía realizarse mañana en un estadio en el marco del mes del Ramadán. 

La comunidad bautista de Fráncfort ha suspendido todos los actos religiosos y los servicios religiosos volverán a ofrecerse únicamente de forma digital.  El pastor Wladimir Pritzkau ha asegurado que se habían cumplido todas las reglas de higiene y desinfección y que los feligreses habían respetado la distancia recomendada entre ellos de 1,5 metros. 

Los actos religiosos están permitidos, con restricciones, desde el 1 de mayo en la región. El caso puede levantar dudas con respecto a la relajación de algunas medidas para combatir el coronavirus. 

Más de 180.000 contagios en todo el país

Los restaurantes y los cafés están abiertos en diversos estados federados y las guarderías y los colegios han empezado a abrir, aunque siempre con restricciones. 

En Alemania se han registrado desde el comienzo de la pandemia 180.345 contagios confirmados. 159.976 pacientes han superado la enfermedad y 8.444 han muerto con lo cual quedarían 11.925 casos activos.