03 jul 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA

La Generalitat propone avanzar las visitas de familiares a las residencias

La Conselleria de Salut apuesta porque se puedan hacer en la fase dos, mientras que Madrid sitúa esta actividad en la tres

Los residentes que volvieron con su familia, podrán reigresar en los geriátricos si dan negativo en el test y con aislamiento

J. G. Albalat

Actuación en la residencia de Barcelona en la que han muerto 20 ancianos.

Actuación en la residencia de Barcelona en la que han muerto 20 ancianos.

La 'conselleria' de Salut, Alba Vergés, ha anunciado este viernes que propondrá al Ministerio de Sanidad que los familiares de las personas ingresadas en la mayoría de las residencias repartidas por Cataluna, en concreto, 864, podrán visitarles a partir de que se acuerde el paso a la fase dos de alerta sanitaria, en vez de hacerlco en la tres, como propone el Ejecutivo de Pedro Sánchez. El reencuentro, según el plan trazado por la Generalitat, será de una vez a la semana y durante media hora en zonas limpias y garantizando "las máximas" medidas de protección e higiene, la toma de temperatura, desinfección del calzado, lavado de manos contínuo, uso de mascarillas y distanciamiento social.

Salut ha clasificado en tres grupos el estado en que se encuentran las residencias respecto al coronavirus. Así, según ha detallado la 'consellera' Vergés, en estos momenrtos existen 474 catalogadas como verdes ( no hay ninguna persona infectada por el covid), 392, en naranja (vive algún caso positivo, pero existen zonas comunes limpias y sin riesgo) y 103 tienen todavía el farolillo rojo, al tener varias personas contagiadas y, por lo tanto, su situación es de alto riesgo. Otros 87 geriátricos están pendientes de valoración.

A raíz de esta clasificación, la Generalitat ha organizado un plan para la desescalada en las residencias de ancianos, pero también en las que acojen discapacitados. Son varios los aspectos que se incluyen en este programa: el reingreso de residentes que han vuelto con sus familiares durante la pandemia y cómo gestionar los nuevos ingresos, las visitas de familiares a estos centros, la gestión de los asilamientos y  la recuperación de la actividad. "La gestión de las residencias durante la pandemia ha sido complicado", ha reconocido Vergés, que ha querido dejar constancia del diálogo con el sector.

Las visitas de familiares a residentes se realizarán en las residencias que no estén en la clasificación roja de altos riesgo. Hasta ahora, en la fase 0, solo se permitían estos encuentros para que los parientes del ingresado pudieran acompañarle en sus últimos días de vida. Esta situación se extiende a la fase 1 que este viernes ha acordado el Ministerio de Sanidad para Barcelona y de la que ya disfrutan otras áreas sanitarias catalanas. No será hasta la fase dos, según la propuesta de la Generealitat, cuando se "generalicen las visitas", en palabra de la 'consellera'.

Volver al geriátrico

El gobierno catalán  ha planteado una solución para la situación de las 753 personas que vivían antes de la pandemia en residencias y que a causa de ella han tenido que volver con sus familiares. Los ancianos podrán regresar a los centros, aunque solo a a algunos, donde tienen la plaza, pero antes deberán someterse a un test de coronavirus en la atención primaria y dar negativo. En el recinto estarán obligados a estar 14 días en aislamiento. Los familiares de algunos estos residentes se habían quejado del desamparo que padecían ante la falta de respuesta de la Generalitat. En el caso de ancianos que procedan de centros sociosanitarios u hospitales las cuarentena no será necesaria.

Vergés ha instado a las residencias a "aumentar la convivencia interna" en los centros verdes y naranja si la zona en la que están ha pasado a fase 1. Así prevé que en estos mismos centros, en fase 2 se puedan recuperar servicios como los de peluquería o podología para los residentes y que en fase tres se puedan hacer ya algunas actividades en el exterior.