01 jun 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA

La Generalitat exigirá el carnet de vacunas al día para la vuelta al cole

El 'conseller' Bargalló señala que harán cumplir la norma a los colegios que hasta ahora se mostraban flexibles

La medida se incluye en el plan de desescalada que prevé abrir los centros de la zona 2 el próximo 1 de junio

El Periódico

Un profesional vacuna a un bebé.

Un profesional vacuna a un bebé.

El 'conseller' de Educació, Josep Bargalló, explicó este miércoles durante la presentación del plan para la reapertura de las escuelas catalanas que en septiembre será obligatorio que todos los alumnos catalanes presenten en sus centros educativos el carnet de vacunas al día. "Ya era un requisito antes durante el periodo de matrículas, pero ahora estaremos más encima para que se cumpla. Si sabemos que hay algún centro que no pide, tomaremos medidas para que lo haga", señaló el 'conseller' durante la presentación de un plan que ha levantado ampollas entre las profesores y familias.

Según ha publicado este jueves Eldiario.es, la medida se debe a que mientras estemos en esta situación excepcional de pandemia es muy importante evitar cualquier otra infección que pueda causar síntomas parecidos a los de la COVID-19, según apuntan fuentes de la subdirección general de Promoción de la Salud de la Agencia de Salud Pública de Catalunya. 

Colegios abiertos en verano

Esta es una de las medidas de un plan que prevé abrir el 1 de junio los centros en fase 2 sin clases, sin avanzar materia, sin transporte escolar y sin servicio de comedor. Abrirán el 1 de junio "para no volver a cerrar", adelantó Bargalló. "Permanecerán abiertos también los meses de julio y agosto y puestos a disposición de los ayuntamientos y entidades para que puedan desarrollar de forma segurar actividades lúdicas durante el periodo estival", detalló el 'conseller'.

El plan, que prevé también la apertura de guarderías para acoger a los niños a partir de un año, incluye la obligatoriedad de llevar mascarilla a los niños mayores de cinco años, pero no a los maestros, que según señaló Bargalló estarán obligados a ponérsela solo cuando interactúen "de cerca" con los alumnos.