13 ago 2020

Ir a contenido

declaraciones en el senado

Iglesias, "incómodo" por la reivindicación como cultura de las corridas de toros

El vicepresidente segundo del Gobierno añade que la "decisión" sobre su continuidad la tienen los españoles

Agencias

¿Será el COVID-19 el fin de la tauromaquia? / ZML

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha afirmado que no le gusta y le "incomoda enormemente" que se reivindiquen las corridas de toros como algo cultural, pero ha añadido que la "decisión" sobre su continuidad la tienen los españoles.

Así lo ha asegurado este jueves durante su comparecencia en la Comisión de Derechos Sociales del Senado, después de que el senador de MÉS per Mallorca Vicenç Vidal haya criticado: "Su Gobierno me ha respondido que la muerte de los toros en las plazas es cultura y se financia con dinero de cultura. Creo que no es admisible. La tortura no es cultura".

"Hacer mucho daño a un animal para que disfrute la gente"

En este sentido, Iglesias ha explicado que su posición y la de Unidas Podemos en esta materia es conocida. "A mí no me gusta y me incomoda enormemente que se reivindique como una práctica cultural a proteger algo que no puedo evitar ver como hacer mucho daño a un animal en un espectáculo, para que disfrute gente", ha manifestado.

El ganadero Victorino Martín reprende a Iglesias

El ganadero Victorino Martín, presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), ha enviado una carta abierta al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, al que pide que "deje de censurar la cultura taurina", tras las manifestaciones realizadas este jueves en el Senado en contra de la tauromaquia.

El ganadero le pide que "deje de amenazar con la censura cultural a los toros", algo que le parece "gravísimo" al hacerlo como miembro del Gobierno de España y en sede parlamentaria.

Victorino Martín recuerda que "son los pueblos" quienes determinan "libremente" qué es cultura, y que "solo los regímenes totalitarios se atreven a decidir, modificar, 'mejorar' o suprimir la cultura de un pueblo".

Martín es muy crítico, asimismo, con la propuesta de Iglesias de que los toros sean objeto de un referéndum, y le cuestiona: "¿Le parecería razonable un referéndum sobre si se permite el teatro o la ópera?; ¿le parecería bien que se hicieran consultas para permitir o no otras manifestaciones culturales que incomoden en cada momento al poder?".

Por ello ruega que se abandonen "las ensoñaciones totalitarias en las que la cultura se moldea a gusto del aparato del poder" y pide que las autoridades se limiten "a lo que marca la convivencia democrática" y lo que establecen las normas.

Asimismo, el vicepresidente segundo también ha añadido que es consciente del "modesto" peso de su partido y ha señalado que los cambios culturales "se tienen que producir de manera democrática".

"Que la gente decida, que la gente vote"

De este modo, Iglesias ha asegurado que le parece "magnífico" que los ayuntamientos y los parlamentos autonómicos estudien su comunidad o bien "los ciudadanos votando directamente" si quieren o no que haya celebraciones de este tipo en sus pueblos. "Que la gente decida, que la gente vote", ha subrayado.

A su juicio, el avance social y cultural respecto del maltrato animal es "enorme". "Probablemente, dentro de unos años, algunos que hoy aparecemos como defensores o que luchamos contra el maltrato animal nos veamos enfrente de contradicciones que nos pongan nuestros hijos encima de la mesa", ha comentado.

"A lo mejor, dentro de 15 años, mis hijos me obligan a dejar de comer carne. A muchos hoy les puede sonar a risa, pero son avances culturales que se van produciendo, con los que tenemos que ser muy respetuosos. Hay que dejar que la gente decida, que sean los españoles los que dedican qué tipo de espectáculos se producen o no", ha concluido.