08 ago 2020

Ir a contenido

CAYÓ DESDE UN TERCER PISO

La muerte de una mujer en Arenys enfurece a las trabajadoras del hogar

Una mujer marroquí se precipitó por el patio de luces mientras limpiaba los cristales de un hogar

Varias entidades de empleadoras del hogar piden inspecciones y protección a las autoridades

Elisenda Colell

Una empleada del hogar.

Una empleada del hogar.

ExcluTenía 51 años, había nacido en Marruecos pero vivía y trabajaba en Arenys de Mar (Maresme) como empleada del hogar. La mañana del pasado viernes, mientras limpiaba los ventanales en la casa en la que trabajaba, cayó por el patio de luces y murió, según informaron los Mossos d'Esquadra. Un mortal y "evitable" accidente laboral, según denuncian varios sindicatos de mujeres, que han estallado contra la "inacción" de las administraciones. Piden medidas de protección laboral y critican la "desprotección" y los "abusos" que inundan este precario sector.

Según exponen los Mossos d'Esquadra en un comunicado, esta mujer se precipitó por el patio de luces a las nueve de la mañana del pasado viernes desde un tercer piso donde estaba trabajando. Cayó de 15 metros de altura, y fue imposible que los sanitarios le salvaran la vida cuando la atendieron. La investigación sobre su defunción no solo está en los juzgados de Arenys, sino también ha sido elevada hasta la conselleria de Treball al considerarse un accidente laboral.

Excluidas por Ley

"Estamos excluidas por Ley", denuncian en un comunicado una decena de asociaciones de trabajadoras del hogar de Barcelona, Sevilla, Granada, el País Vasco, Madrid, Navarra y Santiago de Compostela tras conocer la muerte de esta compañera. Según exponen, la Ley estatal de prevención de riesgos laborales solamente se aplica en el ámbito de las empresas, pero no en el del hogar, algo que deja a estas trabajadoras "completamente desprotegidas". "¿Cuántas más tenemos que morir para que se nos tenga en cuenta?", se preguntan en este texto.

Condiciones laborales "injustas"

Estas mujeres lamentan tener trabajar que en condiciones laborales "injustas". "Estamos sujetas a trabajos no declarados, a la parcialidad, a la temporalidad, a una ausencia de formación preventiva y a bajos salarios", exponen. Y recuerdan que un grueso importante de las trabajadoras del hogar, aunque no era el caso de la mujer fallecida, no tienen contrato de trabajo. Muchas de ellas, dicen, trabajan en condiciones "infrahumanas" y sometidas a "abusos". Es el caso, por ejemplo, de las mujeres obligadas a residir en su lugar de trabajo, o aquellas que no pueden cotizar porque no tienen permiso de residencia ni de trabajo legal en España, añadiendo que muchas de ellas cobran un sueldo muy por debajo del salario mínimo interprofesional. Una gran parte de ellas, de hecho, tras la crisis del coronavirus se han visto obligadas a pedir comida a los Bancos de Alimentos para poder subsistir

"Queremos campañas específicas de protección de trabajo, queremos la protección de la que goza cualquier otro trabajador o trabajadora", añaden los distintos colectivos estatales.