La otra cara de la pandemia

El confinamiento dispara las llamadas por violencia machista a dos cada hora

El servicio de atención telefónica de la Generalitat registra un aumento constante de alertas desde que comenzó el estado de alarma

Protesta contra la violencia machista.

Protesta contra la violencia machista. / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

El Periódico

El teléfono que de forma ininterrumpida atiende a las mujeres víctimas de violencia machista ha sonado cada media hora desde que comenzó el confinamiento. Desde mediados de marzo y hasta finales de abril, se recibieron a través de la línea 900900120 un total de 2.173 llamadas, una cifra que sobrepasa de forma clarísima cualquier registro anterior. Lo más preocupante, sin embargo, es que el número de llamadas crece semana tras semana. El 16 de marzo fueron 33 las ocasiones en que se descolgó ese teléfono. La última semana de abril, la cifra era ya de 61. La media durante todo el periodo es de 47 llamadas al día.

Este servicio del Institut Català de les Dones, adscrito al áea de Presidència de la Generalitat, no es nuevo. Eso permite la comparación. Por término medio, antes de que se decretara el confinamiento se recibían unos 25 avisos al día. Ahora, el doble. La peor jornada durante el último mes y medio fue el 20 de abril. Aquel día fueron 70 los avisos, tres veces más de lo habitual.

En tres cada cuatro ocasiones, la persona que llama es la propia víctima. Lo común es que sea una mujer de entre 31 y 40 años y con hijos. Es solo el retrato más común, pero se dan todo tipo de tipologías, incluso familias monoparentales. En un 20,2% de las ocasiones, la llamada la realiza algún familiar o conocido. En el resto de los casos, un 5,6%, quien realiza la denuncia es un profesional de los servicios sociales o la atención médica. La Generalitat insiste en varias campañas en la necesidad de que, llegado el caso, sean incluso los vecinos los que den la voz de alarma ante cualquier sospecha de maltrato.

Agresiones físicas

Te puede interesar

El confinamiento ha agravado, por lo tanto, el problema de la violncia machista, tal y como ya se temió en un principio. De ahí las campaña y de ahí que, además de prestar servicio las 24 horas el teléfono de ayuda, se habilitara también una línea de whatsapp a través del número 671 778 540 por si es necesaria más discreción. Tal vez por ser un canal todavía muy desconocido, ha sido muchos menos utilizado. Con todo, ha sido una válvula útil para realizar 151 aletas, o sea, una media de cuatro cada día.  

Un 39,5% de las llamadas se han realizado para denunciar agresiones físicas, un 7,1% para las llamadas agresiones económicas y un 2,5% para denunciar violencia sexual. En un 91,8% de los casos ha habido maltrato psicológico. Un porcentaje no invalida los demás. En una misma llamada se pueden denunciar varias conductas delictivas al mismo tiempo.