14 jul 2020

Ir a contenido

coronavirus en los arenales

El CSIC ve poco probable el contagio por contacto con agua en piscinas o playas

Insiste en que la principal vía de transmisión, también en el litoral, son las serreciones respitatorias y recomienda mantener la distancia social

Simón cree que si se disemina el patógeno en zonas ventosas también hay menos riesgo de que las personas puedan inhalar la cantidad suficiente

Europa Press

Cientos de ciudadanos dan un paseo por la playa de la Malvarrosa en Valencia.

Cientos de ciudadanos dan un paseo por la playa de la Malvarrosa en Valencia. / FOTO MIGUEL LORENZO

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) considera que es "muy poco probable" infectarse con el virus SARS-CoV-2 por estar en contacto con el agua durante las actividades recreativas habituales en las piscinas o playas.

Este organismo ha incidido en que la principal vía de transmisión -también en la playa, en los ríos, las piscinas o los lagos- son las secreciones respiratorias que se generan con la tos, los estornudos, y el contacto de persona a persona, por lo que las recomendaciones que se deben atender en esos sitios son las mismas que en otros lugares.

Las conclusiones se recogen en un estudio que ha elaborado el CSIC sobre la transmisión del nuevo coronavirus en playas y piscinas, un informe en el que han participado investigadores de seis centros científicos.

Concluye que en las actividades recreativas que se desarrollan en playas o piscinas es poco probable el contagio por estar en contacto con el agua, pero sí advierte que esas actividades implican generalmente "una pérdida de las medidas recomendadas de distanciamiento social". 

Por otra parte, el director del Centro de Coordinación de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha asegurado que "las playas con una gran cantidad de viento lo que hacen es dispersar más los posibles virus".

Así lo ha manifestado este jueves 7 de mayo Simón durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité técnico de seguimiento diario del coronavirus.

"Entiendo que cuando dicen que con viento hay más riesgo es por la posibilidad de que si alguien tose se pueda diseminar el virus, pero lo cierto es que si se disemina el virus también hay menos riesgo de que otras personas puedan inhalar la cantidad suficiente", ha explicado.

Por ello, el experto de Sanidad ha resaltado que el debate en cuanto a las playas con viento o sin viento "es una posición curiosa" y que una de las medidas importantes de control de la epidemia es "ventilar las casas, las habitaciones o las oficinas y generar corrientes de aire".

No obstante, ha apuntado que "habrá que estudiarlo" si alguien lo considera "realmente necesario", aunque ha incidido en que la referencia del viento "sería con la visión contraria" a que haya más riesgo.

"Es una pregunta interesante, pero realmente no se si puede tener un peso importante a la hora de pensar en riesgos asociados a la hora de estar en una playa", ha precisado Simón.

En este contexto, ha señalado que hay un documento que está regulando las playas, aunque ha afirmado que desconoce "si se ha iniciado o en qué fase está".

"En algún momento pasará por mi oficina para que dé mi opinión. Tampoco seré yo el que decida nada de eso pero sí que pasará por mi oficina. Siendo uno de los puntos que aparecen en las diferentes fases se tendrá que regular de alguna manera", ha dicho Simón en referencia a la regulación de las playas.