23 sep 2020

Ir a contenido

LA PANDEMIA

El Consell Assessor de Salut constata la "fragilidad" del sistema sanitario catalán

Un informe apunta a fallos en la gestión de las residencias y en escuchar a los expertos

Michele Catanzaro

Pacientes en la sala de espera del CAP de Amposta, en Tarragona.

Pacientes en la sala de espera del CAP de Amposta, en Tarragona. / ACN / ANNA FERRÀS

La gestión del covid-19 por parte de la Generalitat incurrió en "deficiencias en el análisis y en la previsión de la importancia de la pandemia", según la primera valoración del Consell Assessor de Salut, un grupo de expertos que aconseja al Departament de Salut.

El informe (fechado en 29 de Abril y publicado anteayer) constata la "fragilidad" del sistema sanitario catalán, debida a su "infrafinanciación". "Las plantillas y las UCIs estaban muy ajustadas [antes de la crisis]: todo el sistema tenía poca elasticidad", declara a EL PERIÓDICO el presidente del Consell, el médico Manel Balcells.

El informe pone especial énfasis en la debacle de las residencias. "Estaban infradotadas de recursos y desde el punto de vista del soporte médico", afirma Balcells, quien cree que la competencia en este asunto debería permanecer en el Departament de Salut. Balcells apunta a la ausencia de protocolos sobre el traslado de los ancianos de las residencias a los hospitales.

Los expertos también lamentan "la falta de una voz científico-técnica consensuada, autorizada y reconocida […] como referente del sistema de salud". No les pareció conveniente que hubiera un grupo de expertos asesorando al Departament de Salut y otro, encabezado por el infectólogo Oriol Mitjà, asesorando al presidente de la Generalitat.

Fin de vida

Otro punto crítico son los protocolos para gestionar el fin de vida, como el documento del Govern que estableció criterios de edad para priorizar los ingresos en las UCIs. "No puede pasar que no haya protocolos sobre un asunto como este. De hecho, el protocolo se ha ido corrigiendo a lo largo de las semanas: eso quiere decir que había que reflexionar antes", afirma Balcells.

Al Consell no le consta que los hospitales rechazaran ingresar a pacientes en las UCIs por razones de edad. Según Balcells, la ampliación de camas permitió aplicar los criterios habituales. Otra cosa es que algunos usuarios de residencias nunca llegaron a un hospital.

"Si hay algún rebrote, tenemos que aprenderé de la situación que hemos vivido", afirma Balcells. El informe plantea 30 recomendaciones, entre las cuales aprovechar los avances en telemedicina, incrementar la atención domiciliaria y crear un órgano único que gestione la atención sanitaria y social. Los expertos destacan la importancia del acceso universal a la salud y de la intervención pública en el sistema.

El informe describe correctamente los puntos críticos, según Josep Farrés, expresidente de la Sociedad de Salud Pública de Cataluña y Baleares, no implicado en el documento. Farrés califica de "desastre" la gestión catalana de recursos materiales y humanos, en comparación con otras comunidades como la valenciana. También afirma que "han ido apareciendo amateurs", en detrimento de expertos e instituciones consolidadas. Y lamenta que el Govern haya politizado la crisis en lugar de buscar soluciones.  

Balcells matiza que la infravaloración de la crisis por parte del Govern se dio también en otras administraciones y afirma que la centralización de la compra de material por parte del Estado no ha sido positiva. "Nosotros decimos que esta pandemia ha sido una lección de humilidad para todo el mundo", concluye.  

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones