CONTROL DE LA EPIDEMIA

Los centros de atención primaria controlarán el virus sobre el terreno

Los médicos de cabecera serán los encargados de diagnosticar los nuevos casos y hacer un seguimiento de los posibles contagios

El Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud considera "imprescindible" reforzar la capacidad de testeo de estos centros

Los ministros de Sanidad y Transporte, durante su comparecencia.

Los ministros de Sanidad y Transporte, durante su comparecencia. / MONCLOA

Se lee en minutos

El Periódico

Los centros de atención primaria serán clave en el diagnóstico de los nuevos casos de covid-19, así como en el control de la expansión del virus sobre el terreno. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los consejeros autonómicos han acordado esta tarde ampliar los sistemas de detección precoz de esta enfermedad para poder vigilar de cerca a los pacientes infectados y, a su vez, controlar el eventual contagio otras personas con las que hayan estado en contacto. 

Así lo ha decidido el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este lunes, que considera "imprescindible" reforzar la capacidad del sistema sanitario para detectar nuevos contagios mediante pruebas de PCR u otras técnicas equivalentes de diagnóstico. "Las comunidades autónomas

deberán reforzar las capacidades en Atención Primaria y todos los sistemas de información para que podamos tener una adecuada transmisión de datos", ha destacado Illa.

Te puede interesar

En este sentido, también se pide que los sistemas de vigilancia epidemiológica suministren información diaria sobre la evolución de la pandemia para la toma de decisiones, con nuevos indicadores y "con un nivel de desagregación detallado que permita adoptar reacciones rápidas en caso de nuevos brotes".

Asimismo, Illa ha recordado que el plan de desescalada incluía la necesidad de disponer de capacidades reforzadas en cuatro ámbitos distintos: el de la asistencia sanitaria reforzada, garantizando que hay suficiente capacidad de poder atender a todos los pacientes en el caso de que hubiera un nuevo rebrote; desplegar una vigilancia epidemiológica; identificación y contención precoz de fuentes de contagio; y medidas de protección colectiva.