de 83 años

Detenido el hombre atrincherado en Valladolid tras un tiroteo con la policía

Poco antes de la detención en el barrio de Delicias se produjo una detonación seguida de tres disparos

Un "negociador" y un familiar trataron sin éxito de calmar al octogenario para que depusiese su actitud

Un anciano de Valladolid se atrinchera en su casa con dos escopetas y dispara a la calle. / R. GARCÍA / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

1
Se lee en minutos
Efe

La Policía ha detenido esta tarde herido a un hombre de unos 83 años que se había atrincherado en su casa de Valladolid, en un intervención del Grupo Especial de Operaciones (GEO) en la que se produjeron disparos.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Valladolid, el hombre, cuya identidad no se ha facilitado, resultó herido y fue atendido por una dotación médica a las puertas del domicilio, en la calle Embajadores, en el populoso barrio de Delicias.

El grupo especial intervino después de que un "negociador" de la Policía y un familiar del hombre atrincherado trataran sin éxito de convencerlo de que depusiera su actitud de una manera pacífica.

Presencia de los sanitarios

Poco antes de la detención, se pudo escuchar hacia las 14:20 horas una detonación, a la que siguieron tres disparos, tras lo que los agentes reclamaron la presencia de los sanitarios que, con una ambulancia, habían montado guardia enfrente del número 46 de la calle Embajadores.

Unos quince minutos después se vio ya detenido el hombre, al que un equipo médico atendió de sus heridas en las cercanías del portal, sin que por el momento se conozca el alcance de las lesiones.

En el domicilio solo se encontró un arma, aunque, según la Subdelegación del Gobierno se busca otra, con la que hizo varios disparos al aire antes de atrincherarse en la vivienda, hacia las 10 horas de la mañana.

El detenido se había encerrado con dos escopetas de caza después de disparar al aire desde la terraza de su vivienda, situada en un ático, según la fuente.

Noticias relacionadas

Centenares de personas se concentraron en la calle Embajadores a pesar del confinamiento que rige por la pandemia del covid-19.