29 oct 2020

Ir a contenido

BALANCE DEL DÍA DE PASEO

Trilla espera que la salida de niños "se ordene un poco"

El epidemiólogo sostiene que la clave es respetar la distancia de seguridad

Pide responsabilidad y avisa de que si hay un repunte se dará marcha atrás

Un rio de niños  en el jardín del Túria de Valencia, el primer día de desconfinamiento para menores de 14 años.

Un rio de niños  en el jardín del Túria de Valencia, el primer día de desconfinamiento para menores de 14 años. / FOTO DE MIGUEL LORENZO

El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, se ha pronunciado este lunes sobre la primera salida de niños a la calle, marcada por la picaresca de algunos padres y que dejó escenas de aglomeraciones. Trill confía en que las salidas de los menores "se ordenen un poco" y que en los próximos días se vean ya salidas ordenadas, con un solo progenitor y distancia entre personas.

Avisa de que si se produce un repunte de contagios, el Gobierno puede dar marcha atrás. "Esto es prueba y error", ha señalado en Catalunya Ràdio. "Si la calle está llena pero todos estamos a dos metros no es lo mismo que juntarse", ha dicho. En su opinión, esa es la clave; mantener la distancia de seguridad.

"Si hay mucho lío se deberá intentar organizar mejor. Y si hay tanto lío que las cosas no van bien, paso atrás y volvemos a la situación que toca", ha señalado. Trilla ha pedido responsabilidad individual, familiar y colectiva y ha apuntado que hay determinadas medidas, como la presencia de más Guardia Urbana y Mossos, o que se cierren de forma clara algunos espacios para evitar que la gente se junte.

 Respecto a la situación que se puede dar a partir del 2 de mayo, cuando coincidan en la calle niños, gente mayor y deportistas, Trilla ha insistido en que si se mantiene la distancia de seguridad no hay ningún problema y el riesgo de contagio es bajo. "El problema es que la gente, sea la que sea, se junte y de alguna manera pueda haber contacto entre diferentes núcleos familiares", ha reiterado.

Trilla también se ha pronunciado sobre las medidas de desescalada para señalar que, en su opinión, sería "más razonable" esperar un plazo de dos semanas entre medidas para así tener más dato y ver el impacto relativo que tiene cada una de esas medidas de desescalada.