atentos a las normas

El domingo más deseado

La cuenta atrás del paseo con niños agita las emociones en muchos domicilios

Irene y Mauro Bagen Guillem, de 12 y 9 años, en su casa en Barcelona mirando la tele. Al fondo, su madre teletrabajando.

Irene y Mauro Bagen Guillem, de 12 y 9 años, en su casa en Barcelona mirando la tele. Al fondo, su madre teletrabajando. / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
Carme Escales

El anuncio del Gobierno de la autorización del paseo de menores de 14 años acompañados de los padres, a partir del domingo, ha levantado el ánimo a las familias, pero también muchas dudas. En casa de Unai y Aina, hermanos de Horta-Guinardó de 15 y 12 años, a través del whatsaap de padres del colegio, su madre, Bibiana Ripol, recibió el documento de la Generalitat en que se detallaba bien la propuesta de salir con menores a pasear a partir del lunes 27 por franjas horarias según la edad. «Lo compartí con ellos para celebrarlo, pero luego vi que había metido la pata porque faltaba la aprobación del gobierno central», explica.

«Me supo mal haberles dado falsas esperanzas, son momentos delicados para la estabilidad emocional», dice. La última noticia la ha escuchado esta mañana en la radio y no les ha dicho nada porque ve que la información va variando constantemente. «Yo saldré con mi hija de 12 años, pero me sabe mal que su hermano, de 15, no pueda venir con nosotros. Decirle a uno que sí y al otro no me genera un conflicto. Los dos se han portado muy bien y merecen una recompensa. Tampoco sé como argumentarle al mayor los motivos del gobierno para esta diferenciación».

Falta de información

«Es todo muy difuso y no han quedado claros los criterios para estas salidas. Ayer yo entendí que solo podían salir a acompañar a los padres a hacer recados y hoy leo en  diarios online que sí que pueden salir a pasear», explica Maite Guillem, madre de Irene y Mauro, de 12 y 9 años. En los chats de amigos y padres del colegio surgen las mismas dudas que ella tiene, como si pueden salir con patinete o bicicleta… "Suerte que hasta el lunes aún quedan días para que nos aclaremos. Pero primero se tienen que aclarar los gobernantes», expone esta otra madre desde Sarrià.

"El riesgo de contagio es mucho más elevado en el supermercado que en las calles", señala la madre de Unai y Aina.

En Santa Perpetua de Mogoda, Isabel Roman, madre de Abel y Ruth Paredes, de 12 y 10 años, considera que es momento de aparcar las diferencias políticas, consensuar la mejor manera de hacer las cosas según los expertos y comunicar de forma clara y unánime. Porque ahora, "da la sensación de que según quién proponga algo, se invalida, sin tener en cuenta que niños y niñas, y padres, vamos recogiendo toda la información, incoherente como ahora, a la espera de aclaraciones antes del lunes. Es mejor que no se avancen hasta que no lo tengan todo claro y lo puedan aclarar bien detalladamente». Ni Abel ni Ruth, desde el 12 de marzo han pisado la calle para nada. A la pequeña Ruth, cada noche se le escapan las lágrimas porque no logra conciliar el sueño como cuando pasaba las tardes corriendo con los amigos. «Mamá, esto ¿Cuánto durará?», le pregunta a su madre al acostarla. «Era muy necesario que llegara este momento de poder sacarlos a pasear, acompañados, poniendo cordura, sin que se junten con otros niños si nos los cruzamos, pero tienen que poder salir a andar al aire libre», considera Roman.

Unai y Aina, de 15 y 12 años, jugando al Rumicup en la terraza de su casa, con su madre, en el barrio barcelonés de Horta-Guinardó / RICARD CUGAT

Noticias relacionadas

«Tampoco hemos sabido hasta ahora que los menores podían salir a comprar. Bueno, mi hijo solo ha salido algún día a tirar la basura. De todos modos, me parece incoherente que pueda ir a comprar y no a pasear, porque el riesgo de contagio es mucho más elevado en el supermercado que en las calles», precisa Bibiana Ripol. En cinco semanas, sus hijos, Unai y Aina, han salido únicamente el día que su padre los fue a buscar en coche para llevarlos a comer a su casa y regresaron para dormir. «Con su padre decidimos que lo mejor era no moverlos, así que están conmigo y tienen una videoconferencia con él día sí y día no. Pero su padre tiene muchas ganas de verlos y abrazarlos», afirma Ripol.

La presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), María Dolores Lozano, ha manifestado este miércoles que «no hay excusa para mantener suspendidos ni un segundo más los regímenes de visita, incluidos los intersemanales con o sin pernocta, y los sistemas de custodia compartida. Las juntas de jueces que decidieron interrumpir las visitas de padres y madres divorciados con hijos menores deben rectificar de inmediato. En todo caso, los traslados deben llevarse a cabo guardando las máximas medidas de seguridad dictadas por las autoridades».