Encarcelado por el caso de las 'tarjetas black'

La cárcel de Soto del Real concede la semilibertad a Rodrigo Rato

La aprobación fue adoptada por la junta de tratamiento de la prisión y ahora tiene que ser refrendada por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias

El ex vicepresidente del Gobierno del PP y expresidente de Bankia podría salir del presidio a trabajar y sólo tener que regresar a dormir a su celda de lunes a jueves

Rodrigo Rato llega a su llegada a la cárcel de Soto del Real.

Rodrigo Rato llega a su llegada a la cárcel de Soto del Real. / EFE / VÍCTOR LERENA

Se lee en minutos

Europa Press

La junta de tratamiento del centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) ha propuesto conceder el tercer grado o la semilibertad a Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia.

El exdirigente del PP cumple condena de cuatro años y medio de prisión por el caso de las tarjetas 'black' y está a la espera de conocer la sentencia por la salida a bolsa de Bankia.

La propuesta de elevar de segundo a tercer grado a Rato le permitiría salir de prisión a trabajar, y sólo tener que regresar a dormir de lunes a jueves. Fue aprobada este miércoles por la junta de tratamiento y ahora tiene que ser refrendada por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Rodrigo Rato, de 70 años, ingresó en la prisión madrileña a finales de octubre de 2018 y hasta ahora era el único de los 15 condenados encarcelado por las tarjetas 'black' que continuaba en el régimen ordinario.

Hace dos meses salió de prisión para disfrutar de dos permisos de seis días cada uno concedidos por la Audiencia Nacional, que lo autorizó atendiendo al buen comportamiento y al no apreciarse riesgo de fuga.

Cumplida una cuarta parte de la condena

Desde principios de diciembre de 2019, cuando llevaba algo más de un año en la cárcel, Rato ya podía empezar a pedir permisos ordinarios al haber cumplido una cuarta parte de esta condena, aunque en paralelo está a la espera de que se publique la sentencia por la salida a bolsa de Bankia, un caso en el que la Fiscalía Anticorrupción elevó su petición inicial para solicitar otros ocho años y medio de cárcel.

Al ingresar en prisión, el exvicepresidente pidió perdón. "Acepto mis obligaciones con la sociedad y asumo los errores que haya cometido. Pido perdón a la sociedad y a aquellas personas que se hayan podido sentir decepcionadas", dijo ante la prensa a las puertas de Soto del Real.

Te puede interesar

Debido a la pandemia de coronavirus, el Ministerio del Interior ha suspendido los permisos de salida y también las comunicaciones físicas de todos los presos. Además, la dirección de Soto del Real aisló de forma preventiva hace unos días el módulo 10 donde cumplen condenan Rato y otros presos como el extesorero del PP Luis Bárcenas o el exconsejero madrileño Alberto López Viejo tras detectar un positivo.