UNA 'DIADA' DIFERENTE

Rosas a domicilio o virtuales, las alternativas para un Sant Jordi de mínimos

El gremio de floristas augura una jornada larga e "intentará" llegar a domicilio de todo el mundo

La floristería Les Flors, de Igualada, esta mañana.

La floristería Les Flors, de Igualada, esta mañana. / MARC VILA

5
Se lee en minutos
EFE / ACN

Este 23 de abril, La Rambla de Barcelona y otras calles emblemáticas catalanas no olerán a rosas, pero, a pesar de la pandemia, floristas y entidades se han conjurado para mantener la tradición de Sant Jordi, aunque sea bajo mínimos y de forma simbólica, con envíos a domicilio y flores virtuales.

"Que el coronavirus no venza a Sant Jordi". Esta es, en palabras de su presidente, Joan Guillén, la máxima del Gremi de Floristes de Catalunya, que ha impulsado la iniciativa "#rosadesantjordiacasa" para reunir a todas las floristerías que ofrecen rosas a domicilio.

"Será un Sant Jordi largo, intentaremos llegar a todos y no fallar a nadie", comenta Guillén, cansado pero contento con el éxito de la campaña #rosadesantjordiacasa para enviar rosas a domicilio el 23 de abril, con 200 floristas implicados y casi todos al límite del "colapso técnico". La alta demanda y las dificultades para recibir, trabajar y distribuir la flor en las actuales condiciones y con poco personal hacen que la mayoría estén cerrando la puerta a más pedidos. "El que no haya hecho el encargo hoy ...", avisa Guillén. El objetivo que se marcó el Gremi para este Sant Jordi "de mínimos", vender unas 300.000 rosas (5% de lo habitual), parece más cerca.

Recomendaciones sanitarias

Guillén subraya que todo se ha hecho "con mucho cuidado", atendiendo a las recomendaciones sanitarias, "con armonía" entre las floristerías participantes y los servicios mayoristas de la flor que han colaborado. Pero, también, con una gran precariedad de medios para que "la mayoría" de los negocios están con un erte y el personal que hay es escaso. De este modo, advierte que si alguien no ha hecho ya el pedido o no lo hace hoy, probablemente ya no pueda hacerlo. "El desgaste es muy alto estos días", reitera. 

Sin embargo, las expectativas de venta quedan lejos de los 7 millones de rosas de los últimos años y se prevé que la cifra se acerque a las 300.000 rosas, por debajo del 5% de las ventas habituales.

"No será rentable, ya lo sabemos, pero no es el objetivo de la campaña", señala Guillén.

Normalmente, el envío a domicilio era la excepción, recuerda. Este año, con las floristerías cerradas, será la única vía para que la gente tenga rosas. "Tenemos que trabajar muy duramente para que todos los compromisos de entrega los podamos hacer con las mejores condiciones objetivas posibles; intentaremos llegar a todos y no fallar a nadie", manifiesta. El gremio recuerda que el suyo es un negocio tan o más estacional que el del libro, y que la factura de la crisis del covid-19, en plena primavera, será cara.

Sorpresas "emotivas"

Guillén explica también que, además de seguir la tradición desde los hogares, el sector está trabajando en iniciativas conjuntas, con el apoyo de mecenas, para visibilizar la festividad el mismo día 23 de abril: "Habrá cosas emotivas".

Una de estas acciones será el reparto de rosas para todos los profesionales del Hospital de Bellvitge, una acción conjunta de Mercabarna-flor con el Gremi de Floristes y la Cambra de Comerç de Barcelona, que pretende llegar a todo el personal de los principales hospitales de la capital catalana.

"La flor es una materialización palpable del amor", ha señalado Guillén, que ha indicado que el confinamiento y la pandemia no han hecho perder "las ganas" de las floristerías y de la ciudadanía de celebrar Sant Jordi.

Las rosas de este Sant Jordi procederán, según el portavoz del Mercat de la Flor y la Planta Ornamental de Catalunya, Ignasi Ruiz, de los cultivos locales de la comarca barcelonesa del Maresme, donde hay unas 200.000, y el resto vendrán de Colombia, tradicional país exportador, y en menor proporción de los Países Bajos.

Como portavoz del Mercado y mayorista, Ruiz no tiene tan clara la viabilidad de organizar los pedidos a domicilio por las dificultades -"es más cara la logística que la flor", ha apuntado- y ha señalado que la nueva fecha elegida para celebrar la fiesta de la flor y el libro, el 23 de julio, servirá de ayuda para "salvar el desastre de abril".

En el caso de los productores, Rosa Bertran, la propietaria de Bertran Mas, la principal cultivadora de rosas de Catalunya, ha admitido que no se puede quejar porque calcula que logrará vender toda su producción, unas 50.000 rosas, pero ha subrayado las dificultades que ha tenido.

"Nos hemos tenido que espabilar, reinventarnos", ha explicado Bertran, pues los dos mercados mayoristas donde vende están cerrados y se ha visto obligada a organizar la logística para repartir las rosas entre sus clientes, garantizando siempre las medidas de protección, lo que ha supuesto unos costes añadidos.

"Mucha gente dice que las rosas no se comen, pero yo sí como gracias a ellas", ha subrayado Bertran.

Sant Quirze del Vallès prohíbe toda venta de rosas

El Ayuntamiento de Sant Quirze del Vallès ha aprobado este martes un bando que regula la venta de libros y rosas en todo el municipio de cara a la festividad de Sant Jordi, este jueves. Según el documento que ha hecho público el consistorio vallesano a través de un comunicado, la venta de rosas y flores ornamentales está absolutamente prohibida, también durante el próximo jueves, 23 de abril, 'diada' de Sant Jordi.

Noticias relacionadas

"Ninguna superficie comercial o establecimiento puede vender rosas, plantas o flores ornamentales hasta el levantamiento de las medidas decretadas por el Estado español, y especialmente durante la Diada de Sant Jordi, el próximo 23 de abril de 2020", destaca el documento.

De este modo, recuerda que las floristerías del municipio se han adherido a la celebración de la 'diada'de Sant Jordi prevista para el próximo 23 de julio y promovida por los gremios de libreros y floristas de Catalunya, que se llevará a cabo tal y como está previsto si las condiciones sanitarias lo permiten.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones