28 may 2020

Ir a contenido

España registra 605 nuevos fallecidos, la cifra más baja desde el 24 de marzo

El número de nuevos contagios es el segundo más bajo de los últimos díeciocho días

Olga Pereda

Los sanitarios del hospital Puerta de Hierro, en Madrid, aplauden para animar a los pacientes y a ellos mismos en la batalla contra el coronavirus.

Los sanitarios del hospital Puerta de Hierro, en Madrid, aplauden para animar a los pacientes y a ellos mismos en la batalla contra el coronavirus. / DAVID CASTRO

España contabiliza este viernes 605 nuevos fallecidos por la crisis del coronavirus. Son muchos, son 605 tragedias familiares, pero es la cifra más baja desde el 24 de marzo (514 decesos). Un dato que concuerda también con el de los nuevos casos, 4.576, la segunda cifra más baja desde el 23 de marzo.  Desde entonces, solo el 6 de abril la cifra de nuevos enfermos había bajado del umbral de los cinco mil. Se registraron 4.573.

El número total de víctimas mortales es de 15.843 y el de personas que han sido contagiadas, 157.022, de las cuales 55.668 se han curado.

Los datos deben tomarse con cierta prudencia. Los festivos y fines de semana se produce un efecto a la baja debido a que algunas comunidades autónomas no facilitan sus datos actualizados al 100% al Ministerio de Sanidad y el Jueves Santo es festivo en muchas de ellas. Habrá que esperar a que pase toda la Semana Santa para confirmar que se ha dado un salto cualitativo, aunque comparada con anteriores fines de semana la cifra sigue siendo la mejor.

La pandemia siguen la fase de reducción en España cuando encaramos el fin de la cuarta semana de confinamiento. El aumento de la mortalidad respecto a ayer es del 3%.

Distanciamiento social

Respecto a la semana que viene, cuando algunos trabajadores volverán a retomar su actividad, María José Sierra Moros, la jefa del área del centro de coordinación de alertas y emergencias sanitarias, acaba de dejar claro en su comparecencia diaria que el lunes -el martes en las autonomías en las que el lunes en festivo, como Catalunya, Euskadi, Navarra y Comunidad Valenciana- seguirá vigente como medida fundamental el distanciamiento social, igual que lo era hace dos semanas. Desde Sanidad se lanzarán algunas recomendaciones, aunque la doctora ha insitido en que si alguien tiene el menor síntomas lo mejor es que contacte con los servicios de salud se quede en casa para mantenerse aislado. En todo caso, aunque la economía no esencial tenga luz verde para volver a activarse, las autoridades consideran necesario que todas aquellas actividades laborales que se puedan hacer teletrabajando se realicen de esa manera. El confinamiento en los hogares seguirá en los mismos términos como hasta ahora.

Por su parte, la secretaria general de Trasportes, María José Rallo, ha subrayado la necesidad de minizar el riesgo de contagio de la enfermedad y ha pedido alargar la hora punta a partir del lunes para que en los trenes y buses entren el mínimo de personas posible. Rallo ha reclamado "flexibilidad" en el inicio de la hora de actividad.

"Seguimos confinados"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha destacado que, a pesar de que los nuevos casos crecen solo al 3%, España sigue en una fase dura de la epidemia. "Seguimos confinados. El estado de alarma se decretó hasta el 26 de abril y, por lo tanto, sigue activo". Respecto a la vuelta a la actividad laboral de sectores no esenciales la semana que viene, Illa, al igual que Rallo, ha pedido escalonar la hora punta para evitar aglomeraciones. En todo caso, ha repetido que la distancia social, así como el lavado de manos y la higiene en los lugares privados y público son las tres recomendaciones más útiles para evitar el contagio. Respecto al uso de mascarillas en la población en general, ha dejado claro que es-de momento- una recomendación. El Gobierno está intentado garantizar su sumnistro, especialmente en estaciones o donde puede haber contacto.