25 may 2020

Ir a contenido

CORONAVIRUS

La Generalitat valenciana rectifica y volverá a permitir acompañante en el parto

La Conselleria de Sanitat cambia su protocolo y permitirá un acompañante tanto en la dilatación como en la expulsión

La única limitación será que no tenga síntomas de COVID 19 y que se le pueda proveer de la protección adecuada

Nacho Herrero

Una mujer embarazada, que debe parir en los próximos días, protegida con una mascarilla.

Una mujer embarazada, que debe parir en los próximos días, protegida con una mascarilla. / Miguel Lorenzo

La Generalitat valenciana prepara una modificación del reglamento que había elaborado para los partos mientras dure la emergencia sanitaria por el coronavirus y volverá a permitir que la mujer esté acompañada por una misma persona durante todas las fases del proceso, según pudo saber EL PERIÓDICO.

El cambio afectará únicamente a los partos naturales, no a los que sean por cesárea y la única limitación que tiene previsto introducir la conselleria que dirige Ana Barceló es que el acompañante elegido por la gestante no tenga síntomas de coronavirus y no haya tenido contacto directo con ningún positivo por COVID 19.

Eso sí, los hospitales deberán proveer a los acompañantes de la protección necesaria para asistir a las diferentes etapas del proceso sin que su presencia suponga un riesgo extra para los sanitarios, la gestante o el recién nacido por lo que podría establecerse también cierta limitación de movimientos.

Este martes, Barceló ya informó que se estaban estudiando las diferentes alegaciones que se habían presentado, entre otras las de la Associació de Comares de la Comunitat Valenciana o la del Consejo de Enfermería que se habían mostrado muy críticas con la decisión. También se había iniciado una recogida de firmas virtual para reclamar un cambio en esta decisión.

El reglamento que se envió a los hospitales el pasado fin de semana concretaba el modo en el que se debía proceder en los partos respecto a la instrucción general de que no puede haber acompañantes en los hospitales salvo para menores y dependientes.

En ese primer texto, se admitía la posibilidad de que hubiese un acompañante en el hospital pero que debería permanecer en todo momento en la habitación asignada a la mujer y se establecía la posibilidad de poder conectar por videoconferencia desde la sala de dilatación o el paritorio. Lo único que se garantizaba era el envío inmediato de fotografías del recién nacido.

Con esta rectificación, la Comunitat Valenciana se mantiene en la línea del resto de autonomías que mantenían la opción de que la mujer esté acompañada en todo el proceso, tal y como ha reclamado la Organización Mundial de la Salud (OMS).