EFECTOS DEL CORONAVIRUS

El Govern pide a los ayuntamientos que busquen espacio en sus cementerios para los musulmanes

La pandemia ha provocado que no se pueden repatriar los cuerpos a Marruecos y que no haya parcelas suficientes para entierros islámicos

Espacio para musulmanes en el cementerio de Collserola.

Espacio para musulmanes en el cementerio de Collserola. / RICARD CUGAT

1
Se lee en minutos

La Dirección General de Asuntos Religiosos del Govern ha enviado una carta a los ayuntamientos catalanes en la que les insta a buscar soluciones en los cementerios municipales para poder enterrar a personas de religión musulmana. El Ejecutivo de Quim Torra responde así a las reivindicaciones de la comunidad musulmana en Catalunya, que se ha quejado de que a raíz de la crisis del coronavirus no pueden repatriar sus cadáveres, como suelen hacer, porque las fronteras con Marruecos están cerradas.

Así, la comunidad musulmana se ve obligada a enterrar a sus muertos en suelo catalán pero se topan con el problema de falta de parcelas específicas en los cementerios catalanes.

Este viejo problema se ha visto agravado ahora por la crisis del covid-19. Actualmente solo Manresa (Bages), Calonge (Baix Empordà), Sant Feliu de Guíxols (Baix Empordà) y Barcelona tienen espacios habilitados para enterrar las personas que profesan esta fe. Aunque no pueden garantizar que los musulmanes se entierren sin tumba, sí que tienen zonas para limpiar el cadáver y poder enterrarlo bajo tierra y en dirección a La Meca. No obstante, las comunidades islámicas llevan años reclamando sin éxito espacios en una veintena de ciudades más, como Canovelles, Terrassa, Lleida, Les Borges Blanques y Girona. En septiembre, Vic aprobó habilitar un espacio en su cementerio para enterrar las personas musulmanas empadronadas en la ciudad.

Noticias relacionadas

 Tampoco pueden optar a un entierro provisional en Catalunya para después repatriar el cuerpo porque en este caso el cuerpo se debería embalsamar, cosa que ahora no es posible debido a la crisis sanitaria. 

Para intentar solventar este problema, que el coronavirus ha hecho acuciante, el Govern ha pedido a todas las partes un esfuerzo de adaptación. Teniendo en  cuenta que las competencias de los cementerios son municipales, el Ejecutivo recuerda a los ayuntamientos que la ley reconoce a las comunidades musulmanas el derecho a la concesión de parcelas y a tener cementerios propios. La Dirección General de Asuntos Religiosos ha ofrecido a los ayuntamientos asesoramiento y acompañamiento.