30 oct 2020

Ir a contenido

DATOS ACTUALIZADOS

España registra nuevos descensos en la incidencia del coronavirus

El último boletín del Sanidad contabiliza 6.023 nuevos casos y otros 674 fallecimientos por la covid-19

Valentina Raffio

Bomberos de la Comunidad de Madrid desinfectan ambulancias del SAMUR utilizadas para trasladar a pacientes con covid-19 al recinto de IFEMA

Bomberos de la Comunidad de Madrid desinfectan ambulancias del SAMUR utilizadas para trasladar a pacientes con covid-19 al recinto de IFEMA / Ricardo Rubio (Europa Press)

El balance del fin de semana sobre la evolución de la pandemia de coronavirus en España aporta datos esperanzadores. Vuelve a bajar el número de nuevos contagios detectados (que hoy se sitúa en 6.023, frente a los 7.026 del boletín de ayer) y también lo hace el número de decesos por covid-19 (674 contabilizados el sábado, frente a los 809 del viernes).  Estos números, aunque tranquilazadores respecto a los de los últimos días, deben tomarse con cautela. Hasta ahora, los fines de semana siempre han reportado datos más positivos y esto se explica, en parte, porque en estas fechas suele haber un retraso en las notificaciones. Aun así, los datos estadísticos confirman que la tendencia sigue a la baja. El porcentaje de nuevos casos se sitúa ahora alrededor del 4,83 % y el de decesos en el 5,74 %, unos números que siguen bajando desde el 25 de marzo, día en que las autoridades sanitarias sitúan el punto de inflexión. Estamos ante las mejores cifras registradas en los últimos diez días

Por el contrario, el último informe oficial sobre la incidencia de la covid-19 en España registra un total de 58.744 casos de pacientes que han requerido hospitalización. De estos, 329 se encuentran ingresados en la uci. Esta cifra, la más variable de todas las registradas, ha aumentado respecto al boletín anterior, cuando se registraron 116 casos que requirieron cuidados intensivos. Los datos globales sobre esta cuestión indican que la mayoría de las comunidades autónomas registran un descenso de los ingresos respecto a los días anteriores.

El número de pacientes que han superado la enfermedad asciende a 38.080. La buena noticia es que esta cifra tan solo refleja las altas hospitalarias y los casos en los que se ha efectuado un test diagnóstico. Así que todo apunta a que el total de personas curadas, recuperadas y que han desarrollado inmunidad frente a la enfermedad podría ascender mucho más de lo que recogen estos informes. Desde el ministerio, una vez más, recuerdan que hasta ahora la atención de los diagnósticos se ha centrado en los casos son sintomatología grave. Aun así, las autoridades sanitarias tienen constancia de que el número de pacientes infectados y curados podría ser mucho mayor, según se desprende, por ejemplo, de los informes de los médicos de atención primaria. 

Cautela para interpretar los datos

El último boletín presentado este domingo refleja, como siempre, la situación registrada el día anterior. Las cifras presentadas este domingo corresponden al sábado y la mejora podría enmarcarse dentro del habitual buen pronóstico de los fines de semana, cuando las notificaciones bajan su ritmo. "Las cifras del fin de semana hay que consolidarlas durante la semana que le sigue", ha advertido María José Sierra, del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, en la rueda de prensa matutina para la valoración de los datos del día. Estas mejoras de los últimos días, por lo tanto, solo se confirmarán con unos días más de margen, cuando pueda verse la imagen global que arrojan las estadísticas. Eso sí, por ahora todo apunta a que la curva se está frenando. 

La portavoz del ministerio de Sanidad recuerda que, mientras se confirma la tendencia, el comité de expertos ya está trabajando en medidas para la transición del estado de alarma a la ansiada cotidianeidad. Este plan, también conocido como 'de desescalada', contará con diferentes fases. Entre ellas destacará, por ejemplo, la detección precoz de los posibles casos y su aislamiento. En este sentido, desde el ejecutivo reconocen que están trabajando en la aplicación de tests de diagnóstico rápidos con los que detectar rápidamente a los pacientes con síntomas y, en caso de que el aislamiento domiciliario no sea posible, proporcionarles un aislamiento alternativo.

De la misma manera, Serra también ha explicado que se está trabajando en un estudio de seroprevalencia a gran escala con el que analizar la situación de inmunidad de la población. Es decir, cuántas personas han pasado la enfermadad sin estar recogidas hasta ahora en las estadísticas oficiales. Y, lo más importante, cuántos ciudadanos ya han desarrollado los anticuerpos necesarios para hacer frente a este patógeno emergente. El estudio despegará próximamente. Y, según argumentan desde el ministerio, los resultados podrían empezar a llegar en las próximas semanas.