31 may 2020

Ir a contenido

España sigue superando los 900 muertos diarios, si bien se frena ligeramente el aumento

El número de fallecidos diarios se eleva en 932 decesos, frente a los 950 notificados el jueves

El cómputo de hospitalizados y pacientes en uci ya no sirve para comparar entre comunidades y la evolución

Patricia Martín

España vuelve a superar los 900 muertos por coronavirus en un día y ya se rozan los 11.000. En la foto, enfermeros trasladan a una mujer mayor con coronavirus a Urgencias del Hospital Puerta de Hierro en Majadahonda, Madrid. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EFE

Por segundo día consecutivo, España superó este viernes los 900 muertos diarios. En concreto, 932, según el balance matutino del Ministerio de Sanidad. Aunque se trata de una cifra muy alta, supone 18 decesos menos que el día anterior, cuando se alcanzaron los 950 muertos. Ahora está por ver si ese es el tope y por tanto la punta del pico de la curva de fallecidos diarios o se rebasa algún día más, teniendo en cuenta que desde hace una semana el número de víctimas mortales siempre ha estado por encima de las 800.

El términos relativos sí se viene produciendo un menor crecimiento desde el 25 de marzo, día a partir del cual “cambió la tendencia” gracias a las medidas de confinamiento, según Sanidad. Ese día la cifra de fallecidos creció un 27% y este viernes un 9%, si bien la menor crecida puede estar motivada en que, cuanto más crezca la cifra global de fallecidos, y este viernes se situó en 10.935, más difícil es que aumente en términos porcentuales tan elevados.

Los contagiados

Por otro lado, la cifra de contagiados creció este viernes un 6,7%, con 7.472 diagnosticados nuevos, hasta los 117.710 casos, lo que superó durante unas horas el cómputo de contagiados oficiales de Italia, que en el balance vespertino del jueves notificó 115.242 casos. Si bien, este viernes el país transalpino, donde comenzó antes la epidemia, ha comunicado que sus diagnosticados se elevan hasta a las 119.827 personas. 

Las comparaciones entre países, en cualquier caso, no son homogéneas porque cada Estado utiliza unos criterios de vigilancia y clasificación distintos. De hecho, en España el balance diario de Sanidad cada vez es menos riguroso puesto que en los contagiados y fallecidos no están todos los afectados, sólo a los que se han hecho un test previo, y tampoco sirven para comparar los datos de hospitalizaciones y pacientes en uci, dado que algunas comunidades autónomas han dejado de informar de los datos acumulados desde que empezó la epidemia, sino que comunican sólo los pacientes ingresados en el momento de la notificación.

La ralentización

Pese a ello, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien el jueves señaló que España “ha alcanzado el pico” de contagios y, una vez estabilizada la curva, “comienza la fase de ralentización”, aseguró este viernes que el “objetivo fijado para esta semana, la ralentización de la epidemia”, se puede “dar ya por cumplido”. Terminologías a parte, el director del centro de emergencias sanitarias, Fernando Simón, precisó que  las tendencias "son correctas" y se está consiguiendo el objetivo que se pretendió con el último endurecimiento de las medidas de confinamiento: que la semana que viene las ucis no estén saturadas "en todo el territorio". Si bien, sí siguen con una presión “al límite” en algunas comunidades como Catalunya.  

Por último, el balance diario de la crisis sanitaria da cuenta de que la cifra de curados asciende ya a los 30.513 pacientes.