29 oct 2020

Ir a contenido

COMO EL DE WUHAN

Una campaña mundial reclama la prohibición de los mercados de animales vivos

Pretenden prohibir "los mercados húmedos", en los que aseguran que hay "sangre, tripas, escamas y agua que cubren el suelo"

Efe

Un trabajador saca un visón negro en una granja situada en la ciudad china de Changchun.

Un trabajador saca un visón negro en una granja situada en la ciudad china de Changchun.

La organización Igualdad Animal ha lanzado una campaña global en la que reclama a Naciones Unidas (ONU) la prohibición de los mercados de animales vivos -donde se pudo originar la COVID-19- a nivel mundial para "proteger la salud y seguridad pública".

Con imágenes inéditas, obtenidas en mercados de animales vivos de China, India y Vietnam, entre ellos el de Wuhan, supuesto epicentro de la expansión de la COVID-19, la campaña incluye una petición a António Guterres, secretario general de la ONU para prohibir "los mercados húmedos".

Esta denominación hace referencia, en parte, "a la sangre, tripas, escamas y agua que cubren el suelo", señala la organización en un comunicado, de mercados en los que los animales vivos conviven con "los restos de los que son matados in situ para los clientes que desean comer carne recién sacrificada".

La campaña, que se ha lanzado en ocho países, denuncia la situación de animales, como ciervos, mapaches, cocodrilo y perros, "viviendo en condiciones insalubres, sufriendo deshidratación, hambre y enfermedades".

La organización asegura que "en estos mercados no regulados se originaron enfermedades, como el SARS" y los científicos "creen que comenzó también la COVID-19".

Esto se debe, explica, a que los animales exóticos y los criados tradicionalmente "se mezclan en minúsculas jaulas y recintos infectos, creando el perfecto caldo de cultivo para el desarrollo de enfermedades zoonóticas".

Gripes anteriores

Esta no es la primera vez que un virus mortal se relaciona con el comercio y consumo de animales vivos, señalan, ya que "la gripe H1N1 -gripe porcina- y MERS -Síndrome Respiratorio de Oriente Medio- son ejemplos de virus que probablemente se originaron en animales y luego mutaron pasando a los seres humanos y causando graves pandemias".

De hecho, prosiguen, "los científicos creen que la COVID-19 muy probablemente se originó en el mercado de mariscos en Wuhan (China), famoso por el comercio de animales salvajes".

Por esto, Igualdad Animal reclama la prohibición de todos los mercados de animales vivos, que representan "un peligro inmediato y real para los seres humanos" y, además, son "terriblemente crueles e inhumanos para los animales".