14 jul 2020

Ir a contenido

TARIFAS SUSPENDIDAS

Guardia Urbana y Mossos controlan los accesos al transporte público en Catalunya | Coronavirus

Solo personas autorizadas por el decreto de estado de alarma pueden desplazarse en bus, metro, ferrocarriles y tranvía

El Periódico

Agentes de la Guardia Urbana piden autorizaciones para desplazarse en una estación de metro, esta mañana

Agentes de la Guardia Urbana piden autorizaciones para desplazarse en una estación de metro, esta mañana / TMB

Hoy ha entrado en vigor la gratuidad de todo el transporte público en Catalunya con el objetivo de facilitar los desplazamientos a los trabajadores de servicios considerados esenciales. Esta suspensión temporal de los títulos se alargará mientras dure el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del covid-19, en principio hasta el 9 de abril. Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra, en coordinación con los servicios de seguridad de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), han reforzado la vigilancia en los accesos para controlar que solo se desplazan las personas autorizadas por el decreto.

La medida impulsada por el ejecutivo catalán y aprobada por unanimidad en un consejo extraordinario de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) fue presentada como "un acto de reconocimiento" a las personas que estos días realizan actividades y servicios esenciales. En este sentido, el presidente de la ATM, el 'conseller' Damià Calvet, ya avanzó que los cuerpos de seguridad estarían muy atentos estos días al uso del transporte público. Si se detecta que la medida implica un aumento de la movilidad no esencial, se activarían los mecanismos para anularla de manera inmediata.

Hoy las personas usuarias de Metro y Bus de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), y los buses metropolitanos del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) han tenido que seguir usando su billete, aunque no tendrá ningún efecto y pueden utilizar títulos caducados o agotados.

En el caso de Rodalies, que también se ha sumado a la iniciativa impulsada desde el Govern, las puertas de sus estaciones se abren desde hoy automáticamente. Cuando las personas usuarias se aproximen a los accesos se abrirán con unos sensores de proximidad sin necesidad de validar ningún título. Fuentes de Renfe han explicado que han optado por esta solución por la dificultad de implantar un sistema diferente en 214 estaciones con tan poco margen de tiempo y para agilizar entradas y salidas. La medida afecta a las comarcas de Barcelona, Girona, Camp de Tarragona y regionales.

Menos pasaje

El pasaje en el Metro de Barcelona ha registrado un 90% menos de pasajeros a las 9.00 horas de este jueves. En Rodalies de Catalunya la caída de pasajeros alcanza el 95,5% en las primeras horas en comparación con una jornada habitual, sin el estado de alarma. En Ferrocarrils el descenso de viajeros alcanza prácticamente el 94% en la hora punta, hasta las nueve de la mañana.