31 may 2020

Ir a contenido

la crisis del covid-19

Igualada denuncia que el nuevo decreto no resuelve la situación de los trabajadores confinados

El alcalde de la localidad, Marc Castells, carga contra el Gobierno y exige "recitifación inmediata"

Efe

Marc Castells, alcalde de Igualada. 

Marc Castells, alcalde de Igualada.  / ACN / BLANCA BLAY

El alcalde de Igualada (Anoia), Marc Castells, se ha mostrado "muy decepcionado" con el nuevo decreto de confinamiento aprobado por el Gobierno y exige una "rectificación inmediata" porque no resuelve la situación de los trabajadores no esenciales de la Conca d'Òdena confinados desde el 13 de marzo.

En la rueda de prensa diaria para actualizar la situación en la Conca d'Òdena, confinada desde el pasado 13 de marzo por el brote de coronavirus en el Hospital de Igualada, el alcalde, que ha comparecido junto a la 'consellera' de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, ha criticado que "cuando se toman decisiones a distancia, las soluciones son distantes a la realidad".

Aunque Castells ha agradecido que el Gobierno incluyera en el último Real Decreto un apartado contemplando las zonas de confinamiento, ha lamentado que solo se tengan en cuenta a los trabajadores esenciales. "Imagínense un albañil que vive en la Conca d'Òdena pero trabaja fuera. Esta persona no tiene garantizados sus derechos laborales desde el día 13 de marzo. Como no es esencial no consta y su problema sigue vigente", por lo que ha vuelto a pedir una prestación para los trabajadores no esenciales confinados obligatoriamente, así como para los que se encuentran en situación inversa, es decir, trabajadores de fuera que no pueden entrar.

Castells ha explicado que los alcaldes de la zona mandarán hoy mismo una carta al Secretario de Estado de la Seguridad Social, Israel Arroyo, y tratarán de hablar con la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para que se modifique el Real Decreto y se incorporen sus peticiones. "Tenemos multitud de llamadas de personas que nos dicen que han cobrado del 1 al 13 de marzo, pero que a partir de entonces no le han pagado el sueldo porque no han podido ir a trabajar", ha explicado el alcalde, que ha recordado que las consultas por motivos laborales han sido el grueso de llamadas atendidas por los ayuntamientos estos días.

El alcalde ha reclamado que se solucione esta situación "para que no tengamos que gastar nuestras energías resolviendo problemas laborales que son fácilmente resolubles si hay voluntad política".
Asimismo ha subrayado: "Insistiremos, no nos rendiremos nunca pero pedimos eficacia y eficiencia a las administraciones publicas".

Por su parte, la consellera se ha sumado a la queja de los alcaldes y ha criticado al Gobierno por su "voluntad de recentralizar una serie de competencias que hace que se aleje la gestión de la realidad concreta del día a día".