20 oct 2020

Ir a contenido

el covid-19

Los colegios deben devolver a las familias los importes de material y salidas

Las guarderías que hayan cobrado las cuotas tienen que ofrecer algo a cambio o sino el cliente tiene derecho a que le devuelvan el dinero

Las escuelas concertada no deberá reembolsar las cuotas porque están prestando servicios

El Periódico

Clase vacía de alumnos en el Colegio Teresa Berganza de Madrid.

Clase vacía de alumnos en el Colegio Teresa Berganza de Madrid. / DAVID CASTRO

Las direcciones de los centros educativos de Catalunya deberán devolver a las familias los importes pagados por material escolar y salidas programadas dentro de la actividad reglada correspondientes a las semanas en que los colegios permanezcan cerrados y hasta la vuelta a la normalidad. El director general de centros públicos del departamento de Educación, Josep García Cambray, ha enviado en una carta a los directores de los centros educativos catalanes en la que comunica que cada centro "diseñará el procedimiento informativo y de retorno que le resulte más adecuado, siempre y cuando las familias vean cumplido el objetivo de retorno del importe satisfecho".

En la carta, a la que ha tenido acceso Efe, el director general hace referencia a las consultas que el departamento de Educació está recibiendo por parte de muchas familias sobre aspectos como cuotas o servicios escolares por la incertidumbre creada ante la situación de crisis sanitaria originada por el coronavirus. Por su parte, las guarderías, como establecimientos que ofrecen un servicio, el Consejo de Ministros aprobó que por las cuotas pagadas durante el estado de alarma deben ofrecer algo a cambio o sino el cliente tiene derecho a pedir el reembolso. En este sentido, la Secretaria General de l'Esport de la Generalitat ha emitido hoy un comunicado aclarando que las cuotas que los socios abonan a los clubes deportivos sin ánimo de lucro "no generan derecho a devolución" ante el cierre de las instalaciones por la pandemia del coronavirus. La administración diferencia a estos socios de los abonados a gimnasios, considerados "empresas con ánimo de lucro", que en el caso de cierre por fuerza mayor si tienen derecho a "reclamar la devolución de la parte proporcional de las cuotas" durante el período de inactividad.

Deberán informar a las familias

En términos globales, la comunicación recuerda que las cuotas y las aportaciones de las familias para material escolar, equipamientos y salidas programadas dentro de la actividad reglada se perciben desde los centros con cuotas únicas ya sea en pagos trimestrales o semestrales o de otra periodicidad.

Sobre las aportaciones de material escolar y equipamientos, y de manera independiente a la modalidad de cobro, se comunica a las direcciones que "deberán informar a las familias de que se dejarán de cobrar o se devolverán los importes correspondientes a las semanas que los centros tengan que permanecer cerrados, y hasta la vuelta a la normalidad". En cuanto a las aportaciones de las excursiones y salidas de un solo día, la comunicación añade que "se deberían devolver en su integridad".

Por último, la comunicación se refiere al paquete de las colonias escolares y viajes programados de más de un día y concreta que "la opción deseada sería también la de llegar a la consideración de que la anulación de los viajes se ha producido por motivos de fuerza mayor, con lo cual se podrían devolver todos los importes a las familias afectadas". En este punto, la carta remite a la Agència Catalana del Consum para que los centros se puedan informar sobre los derechos y deberes de los consumidores en estos momentos de crisis sanitaria. 

Las concertadas continúan con su actividad

En cambio, las escuelas concertadas no deberán devolver las cuotas mensuales ni ofrecer sus servicios cuando finalice el estado de alarma como sí tendrán que hacer, por ejemplo las academias de idiomas o los centros infantiles, ya que continúan con su actividad lectiva de manera 'on-line'. 

Así lo ha explicado en rueda de prensa el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha justificado que el de las escuelas concertadas es "un servicio muy especial que se vincula a la educación" y, según la información que le traslada el Ministerio de este ramo, "aunque no se asista a las clases, la actividad lectiva sigue produciéndose online". 

Quedan así excluidas del real decreto que su departamento aprobó ayer para paliar las consecuencias del coronavirus en consumidores y usuarios, y que contempla como supuesto los servicios de tracto sucesivo, aquellos contratados y pagados pero no disfrutados por la declaración del estado de alarma, y en el que se incluyen academias de idiomas, residencias de estudiantes, gimnasios o escuelas infantiles. 

Temas Coronavirus