05 jun 2020

Ir a contenido

crecimiento del 200%

Las muertes en la Conca d'Òdena se triplican en marzo

La funeraria ha registrado 140 fallecimientos, mientras que la media del mismo mes de los cinco años anteriores es de 46

El Periódico

Trabajos de desinfección en los alrededores del Hospital de Igualada.

Trabajos de desinfección en los alrededores del Hospital de Igualada. / ACN / MARC VILA

La crisis del coronavirus sigue ensañándose en la Conca d'Òdena. Los fallecimientos en los cuatro municipios confinados (Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena) se han triplicado en comparación con el mismo mes de los años anteriores, según ha avanzado este martes el alcalde de Igualada (Barcelona), Marc Castells

En el presente mes de marzo, a falta de sumar el día de hoy, la funeraria Anoia ha registrado 140 fallecimientos de vecinos de estos cuatro municipios, mientras que la media del mes de marzo de los cinco años anteriores es de 46. Esto supone un crecimiento de las muertes del 200%.

Solo 40 confirmadas por coronavirus

Castells ha explicado que de estos 140 fallecimientos, solo en 40 casos se ha confirmado la muerte por covid-19, ya que no se está haciendo el test a todo el mundo. En la rueda de prensa diaria para actualizar la situación en la Conca d'Òdena, confinada desde el pasado 13 de marzo por el brote de coronavirus en el Hospital de Igualada, Castells ha compartido esta cifras "con el deseo no de alarmar, sino alertar" a la población. 

El brote de Igualada ya suma 67 muertes, pero solo 40 son de los pueblos confinados, mientras que el resto son de otras poblaciones de Anoia. Castells ha insistido en reclamar 70.000 tests rápidos para hacerlos a toda la población de la zona y así aislar a aquellos que, sin saberlo, puedan contagiar al resto.

La Conca d'Òdena, que con 70.000 vecinos no llega al 1% de la población catalana, sumaba el pasado viernes más del 10% de los muertos en Catalunya por coronavirus. La mortalidad en la zona era la más elevada de las que se tenían datos hasta el momento, según la Generalitat, con una letalidad del 12%, mientras que en el conjunto de Catalunya (con datos hasta el pasado 23 de marzo) se mantenía en el 2,5%.