23 oct 2020

Ir a contenido

CUARENTENA

Los cuentacuentos y narradores también se quedan en casa

La asociación española muestra un mapa de narradores orales a los que puedes escuchar estos días

También ofrece consejos para fomentar la creatividad y grabarse a sí mismo estos días

Ángeles Vázquez

Los cuentacuentos y narradores también se quedan en casa

Desde que se decretó el estado de alarma han sido muchas las iniciativas encaminadas a hacernos más llevadero el confinamiento, gracias a que muchos iban ofreciendo lo que mejor sabían hacer. Incluso esos, cuya labor no tiene sentido sin público. La Asociación de Profesionales de la Narración Oral en España (Aeda) no se quedó atrás y a través de su web (https://narracionoral.es) ofrece una lista de narradores a los que se puede escuchar a través de su facebook o instagram a horas concretas o durante todo el día.

La bienvenida te la da nada más y nada menos que el escritor y socio de honor Gustavo Martín Garzo con un relato sobre el refugio que proporcionan los cuentos con el que la asociación celebró el 20 de marzo, Día Mundial de la Narración Oral. Con sus palabras sobre dragones y lobos se pretende invitar a contar y a escuchar cuentos, algo que estos días puede resultar un plan muy conveniente.

A continuación el protagonismo lo tiene el listado de narradores a los que puedes acudir, a través de lo que "pretende ser un mapa en el que encontrar algunos remansos en los que se están contando cuentos". En ellos se ofrecen relatos online y la forma o red social y el momento en que puedes llegar a ellos.

Que el artista seas tú

Para intentar aumentar esa oferta, la asociación también ofrece un tutorial sobre cómo es mejor grabarte. "Son días de quedarse en casa para tratar de controlar la pandemia provocada por el coronavirus covid19 -explica-, por eso muchas narradoras y narradores han decidido grabarse contando cuentos para compartirlos en redes y colaborar, de esta manera, para que este tiempo de cuarentena resulte menos pesaroso". Si alguien se anima a seguir el ejemplo, dispone de las pautas que le ofrece Dani Borrón, de Borrón y cuento nuevo.

Además, para fomentar la creatividad de todos, a través de la cuenta de la asociación en Twitter, han hecho un hilo en el que dan ciertos consejos, como pedir anécdotas a nuestros abuelos (por teléfono, claro, si no vives con ellos), hacer tarjetas por cada miembro de la familia y proponer otros tantos cuentos para contar, o buscar la inspiración en viejas fotografías que ahora podemos buscar y ordenar. El objetivo es claro: ver de qué somos capaces. No olvidemos que Shakespeare escribió ‘El rey Lear’ mientras mantuvo cuarentena por la peste.