Suben menos los contagiados por coronavirus pero hay 769 muertos más, el aumento más alto en España

El cómputo de infectados crece un 14%, hasta más de 64.000 enfermos en España, el porcentaje de subida más bajo desde el decreto de alarma

El Gobierno estudia endurecer las medidas de restricción para garantizar que se "llegue al pico y el descenso en los contagios sea estable"

Un operario funerario se llevaba este jueves a un fallecido del Mortuorio del Hospital Severo Ochoa de Leganés.

Un operario funerario se llevaba este jueves a un fallecido del Mortuorio del Hospital Severo Ochoa de Leganés. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

Patricia Martín

La evolución diaria del coronavirus en España dejó este viernes una de cal y una de arena. Así, el número de contagiados, sin contar con los casos leves, subió a 64.059 infectados, 7.871 más que el jueves, lo que supone un incremento del 14%, el más bajo desde que se decretó el Estado de alarma. Y en números absolutos, es a su vez la menor subida desde el 24 de marzo, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad diariamente a las 11.30 horas.

Por contra, el número de fallecidos ha escalado hasta los 4.858 decesos, 769 más en 24 horas, lo que supone un 18% de crecimiento y la subida más alta de muertes desde que llegó la epidemia a España.

Pese a ello, el director del centro de emergencias sanitarias, Fernando Simón, pidió, de nuevo, prestar más atención a la tendencia que a la "variabilidad diaria" y, en función de esta interpretación, consideró que "se mantiene la la suavización" observada por Sanidad desde hace dos días. Simón siempre admite hay que ser "prudente" y que ciertos datos que pueden paracer "halagüeños" se pueden deber a fallos en las notificaciones, pero recalcó que la estadística "indica que es posible la llegada al pico" de contagios, gracias a las medidas de restricción de movimientos tomadas.

A su vez, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, corroboró que "con todas las cautelas hay datos que permiten hablar de cierta estabilización" en la epidemia.  

El decreto de alarma

Si bien, Simón avisó que "no sólo consiste llegar al pico, sino que hay que iniciar el descenso y que este sea estable" y no ocurra lo que está sucediendo en Italia, por lo que desveló que el Gobierno está estudiando la posibilidad de endurecer el decreto de alarma, lo supondría un giro puesto que, hasta ahora, se ha negado a acceder a las peticiones que han llegado desde autonomías, partidos y científicos con el argumento de que España ya ha tomado medidas muy restrictivas.

Según el director del centro de emergencias, "el objetivo es descender la transmisión y garantizar que ese descenso impide superar la capacidad de las ucis", dado que el pronóstico es que el sistema hospitaliario alcance la presión máxima la semana próxima. El motivo es que lo ingresos, sobre todo si exigen el paso por las unidades críticas, se prolongan mucho, con lo que la previsión es que se acumulen los enfermos que se contagiaron hace días con los nuevos infectados que cursen un cuadro grave y esto tensione aún más al sistema sanitario.

En algunos hospitales de la Comunidad de Madrid las ucis ya han llegado al límite, lo que ha obligado al Gobierno regional a abrir un macrohospital en Ifema y a mover enfermos de unas instalaciones a otras. Afortunadamente el pico no se espera por igual en todas las Comunidades Autónomas y también puede haber trasvase de pacientes y del material necesario.          

En las últimas 24 horas, los pacientes ingresados en las ucis se han incrementado un 13%, hasta los 4.165 casos, 486 más que en un día, un porcentaje menor al de los últimos días.

Los profesionales sanitarios

Te puede interesar

En este escenario, preocupa y mucho el alto nivel de contagiados entre el personal sanitario, que los profesionales achacan a la falta de material para protegerse. Ya son 9.444 trabajadores infectados, "una cifra muy alta comparada con otros países", según reconoció Simón, quien confió en que cuando se comiencen a realizar los test rápidos que permitirán conocer la extensión real de la epidemia, al contabilizar los casos leves, porcentualmente la cifra baje. El inicio de las pruebas rápidas se ha retrasado porque la primera partida que ha llegado de China era defectuosa. 

En el lado positivo, la cifra de personas curadas dobla ya al número de fallecidos. En concreto, el cómputo de recuperados asciende a 9.357 españoles.