07 abr 2020

Ir a contenido

INCLEMENCIAS METEOROLÓGICAS

El Pirineo y Montserrat reciben ya la primera nevada primaveral

El Pirineo y Montserrat reciben ya la primera nevada primaveral

EFE

 Imagen de una nevada en la N-420 en Gandesa (Terra Alta).

 Imagen de una nevada en la N-420 en Gandesa (Terra Alta). / Joan Revillas

Muchas localidades del Pirineo y del Prepirineo catalán han recibido en la mañana de este miércoles una nevada, algunas de intensidad, como los 10 centímetros caídos en la comarca de la Cerdanya, mientras que en otros puntos ha nevado en cotas bajas, como en la montaña de Montserrat.

Según ha informado el Servicio Meteorológico de Cataluña (Meteocat), en la alta montaña los gruesos de nieve más importantes se han medido en la comarca del Ripollès, con 18 centímetros en Ulldeter (Girona), a 1.999 metros de altura. Según las predicciones, para las próximas horas y, sobre todo para mañana jueves, se espera nieve o nieve granulada en cotas aún más bajas.

Además, las temperaturas han caído en picado y ha helado en buena parte del norte e interior de Cataluña. Según el Meteocat, el invierno ha sido tan cálido que en algunos sectores de Cataluña de media montaña se ha medido la temperatura más baja desde noviembre o incluso desde el inicio de la temporada de invierno. 

Alerta en Igualada

Ante la previsión de nieve entre las cotas de 400 y 600 metros, el alcalde de Igualada, Marc Castells, ha reclamado a las administraciones titulares de todas las carreteras que llegan a Igualada --Gobierno, Generalitat y Diputación de Barcelona-- que extremen las medidas de prevención.

"Nos preocupa el hecho de que los profesionales del Hospital de Igualada, de centros de atención primaria o de servicios básicos de nuestra ciudad no puedan llegar", ha añadido.

Alerta en el este peninsular

Las nevadas y el fuerte oleaje de hasta 4 metros pondrán hoy en riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) a una docena de provincias del este peninsular así como a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, según ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, las nevadas podrán dejar entre 4 y 10 centímetros de nieve en el Pirineo de Huesca, de Lérida y de Gerona, así como en Teruel, Barcelona y el interior de Castellón por lo que la AEMET ha activado el aviso amarillo de riesgo.

Además, tendrán aviso amarillo en Melilla, Almería, Murcia y Alicante por olas de tres metros; mientras que en la ciudad autónoma de Ceuta el riesgo por fenómenos costeros se debe al viento de Levante que soplará con fuerza 7 u 8.

Este miércoles, la AEMET ha pronosticado que este miércoles se esperan intervalos de viento fuerte del nordeste en el sureste de la Península y Alborán y habrá nevadas en Pirineos y en la Ibérica turolense. Además, en Pirineos se producirá un descenso notable de las temperaturas.

Nubosidad general

En la Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña los cielos estarán nubosos o cubiertos, con precipitaciones ocasionalmente acompañadas de tormenta y serán menos probables y más dispersas en el oeste de Aragón.

Al final del día pero con menor intensidad estas precipitaciones se podrán desplazar al interior sureste peninsular, mientras en el extremo sur y en Melilla se espera un cielo nuboso o cubierto con precipitaciones y tenderá a remitir por la tarde.

En Baleares, los cielos estarán nubosos o con intervalos nubosos, sin que se pueda descartar algunos chubascos débiles ocasionales y dispersos. En el resto de la Península se prevén cielos poco nubosos, aunque con intervalos de nubes de evolución en amplias zonas del interior, sin descartar algún chubasco débil y aislado en la meseta Sur, este de la meseta Norte y norte de Andalucía.

En Canarias este miércoles será un día nuboso o intervalos nubosos, con precipitaciones en las islas occidentales, aunque tampoco se descartan en Fuerteventura y Lanzarote.

También puede producirse algún banco de niebla matinal en el interior del noroeste de la Península. La AEMET señala que las precipitaciones serán en forma de nieve en el Pirineo central y oriental a partir de 1.000 metros aunque la cota puede bajar ocasionalmente a 800 metros; en la Ibérica oriental, en 1.000 y 1.200 metros y en el este de Andalucía a nevará a partir de 1.600 a 1.800 metros.

Descenso generalizado

En cuanto a las temperaturas, se prevé un descenso generalizado en todo el país, sobre todo en Pirineos aunque con la única excepción de las máximas en la meseta, donde subirán ligeramente. En Pirineos se esperan heladas débiles, igual que en el norte de la meseta norte y en el entorno del sistema Ibérico.

Finalmente, los intervalos soplarán con carácter fuerte del nordeste al principio en el sureste de la Península y en Alborán. En el litoral mediterráneo oriental el viento será del noreste pero se irán debilitando. En el interior peninsular los vientos serán flojos, como en Canarias.